Twin Mirror review: un misterio que no vale la pena resolver [FW Labs]

Twin Mirror review: un misterio que no vale la pena resolver [FW Labs]

Twin Mirror por fin llegó a nosotros con un misterioso asesinato, pero el verdadero misterio es saber si vale la pena adquirirlo o no.

Twin Mirror es uno de los juegos que más estaba esperando probar desde que lo anunciaron y ahora que por fin tuve la oportunidad de jugarlo, no pude sentirme decepcionado en algunas cuantas cosas.

Gameplay

Siendo un juego de investigación que requiere que descubras todas las pistas posibles para poder resolver los misterios a los que te enfrentarás en la historia, estarás caminando mucho por lugares cerrados y buscando pistas durante mucho tiempo, además de hablar con todas las personas involucradas en estos.

Una vez que hayas reunido suficientes pistas, deberás armar tus propias hipótesis dentro del área en que toda la acción se llevó a cabo por medio de un viaje a tu “castillo” en la mente. Y todo debería ser así de sencillo, pero por alguna razón, no lo es.

Twin Mirror review

 

 

Muchas veces puedes pasar frente a cosas que te resultan sospechosas sin que tengas la opción de analizarlas o siquiera observarlas. Pero a veces al mirar otras pistas primero, las que no te daban la opción de analizarlas ahora si lo hacen, logrando que ya no tengas idea de dónde más debes buscar. Y no es como si las pistas estuvieran todas conectadas, simplemente el juego decide que no se puede analizar algo y después, imparcialmente, hace que se pueda.

Obviamente esto hace que estés dando vueltas por muchísimo tiempo en el área intentando encontrar cosas que ya habías visto antes, y no es divertido. Y no habría problema si no es por el hecho de que no es la única cosa que lograron arruinar.

Historia

La historia no muestra a Sam, un hombre con depresión que regresa al pueblo en el que creció gracias a que su mejor amigo perdió la vida. Es aquí que se encuentra con todos sus demonios del pasado: un amor fracasado, un error terrible en el trabajo y a todas las personas que odia, que son básicamente todos, y todos lo odian también.

Básicamente es imposible sentir aprecio por algún personaje, en especial Sam, y aunque eventualmente se van mostrando en distintas facetas, hacen honor a la frase con que presentan a las personas de Basswood: con mecha corta y buena memoria.

Twin Mirror review

El juego se jacta que puedes obtener muchos finales distintos a partir de las decisiones que tomes en la historia y vaya que es cierto que muchas cosas van cambiando dependiendo de todo lo que decidas y los diálogos que selecciones. Pero el desarrollo de personajes es muy forzado y poco natural, por decir poco.

Algunos personajes te tratarán mejor o peor de acuerdo a lo que decidas hacer, pero esto tiene sus límites y se dejan ver con creces desde el inicio. En una escena en la que tendremos que escapar de “la culpa” legamos a un lugar en donde encontramos tres puertas con decisiones completamente diferentes.

Sin poder de decisión

Gracias a que toda la gente del pueblo odia a Sam, decidí “escapar” como mi primera opción, y en vista de que Sam es una persona que no podía esperar para largarse de ahí, creí que al menos podría ver un final malo en donde termino con la historia del juego antes de que empiece el conflicto. Pero no fue así.

En cuanto tomé la decisión de largarme del pueblo a la primera oportunidad que tuve, el personaje de pronto tuvo el deseo de quedarse, sin ninguna explicación, sin motivos para hacerlo, simplemente se decidió quedar porque el guión va así.

Twin Mirror review

Traté de forzar al personaje a irse, a tomar esa decisión que se me estaba presentando, pero después de insistir muchas veces en la misma puerta, esta cambió para hacerme elegir lo que los desarrolladores querían que eligiera y no lo que yo quería.

Fue suficientemente para hacerme saber que todo lo que vendría en el juego no estaría basado en mis elecciones, sino en lo que los desarrolladores quieren que elija.

Otras cosas a tomar en cuenta

Es cierto que el juego se ve muy bonito general y que las fuentes de luz son extremadamente hermosas, y básicamente eso es lo mejor que tiene para ofrecer. Y no es que sea un juego completamente malo, pero hay cosas que no cuadran siquiera en la nueva generación de consolas. Diálogos que no van a la par de la boca y caras que parecen mascaras son solo la punta del iceberg.

Sin embargo, las secuencias dentro de la mente de Sam son realmente un aspecto visual muy bien cuidado y bien trabajado.

Twin Mirror review

El juego tampoco es realmente muy largo y puedes completarlo tan solo en unas horas, ganando logros extremadamente fáciles a la vez. Tan fáciles como el logro de morir en Dark Souls por primera vez o de presionar Start en el juego de Los Simpson, pues los dos primeros te los ganas sin hacer básicamente nada.

Pero intentar solucionar un asesinato en este juego no se siente como motivo suficiente para querer terminarlo más de una vez.

Aunque hay algo bien cierto, y eso es que dentro de Twin Mirror hay un juego muy bueno y adictivo, literalmente, pues dentro del bar puedes encontrar un arcade original de Pac-Man, perfectamente funcional y que se juega exactamente como debe ser. Si tuviera que recomendarlo por algo, sería por ese arcade.

Conclusiones

Siendo que Bandai Namco nos ha traído ya una muy buena saga del mismo genero con The Dark Pictures Anthology, creo que Twin MIrror se queda corto a comparación y como juego en sí.

No es completamente malo, hay ciertos momentos divertidos y que se sienten bien desarrollados, además de que sus visuales se ven muy bien, fuera de las caras. Pero lamentablemente un juego que se ve muy bonito no es necesariamente un juego bueno.

Si te gustan los misterios de asesinatos y los juegos de investigación, entonces podrías darle una oportunidad, de ahí en fuera, no veo muchos motivos más para recomendarlo.

Assassin

Assassin’s Creed Valhalla review: una nueva generación de asesinos [FW Labs]

El mundo de Assassin’s Creed Valhalla ha llegado a las nuevas consolas y aquí te decimos todo lo que nos pareció este y la manera en que se controla.