El silencioso Supersonic X-59 está más cerca gracias a un ensamblaje clave en el ala del avión, dice la NASA

El silencioso Supersonic X-59 está más cerca gracias a un ensamblaje clave en el ala del avión, dice la NASA

El avión SuperSonic X-59 tiene varios años como proyecto de la NASA y los científicos detrás de este trabajo ven como se materializa su obra.

La fabricación del avión Supersonic X-59 dio un paso hacia adelante en su camino hacia las alturas. Los científicos de la NASA que trabajan en este proyecto aseguran que lograron un hito clave en el ensamblaje de las alas. Dicen que lograron cerrar partes internas de estos laterales que servirán como tanque de combustible. Y que además están destinadas a que el humano nunca las vuelva a tocar.

Para quienes no conocen de este proyecto, los ponemos un poco en contexto. La NASA, desde hace aproximadamente cuatro años, trabaja en proyecto que cambiará el mundo dela aviación. La agencia espacial fabrica un avión capaz de romper la velocidad del sonido. La diferencia es que este lo haría sin generar el ruido que hace, por ejemplo, un F-16. Es decir, sería ultra silencioso.

En este orden de ideas, los ingenieros, físicos y cuanto científico esté involucrado en el proyecto, trabaja incansablemente desde el 2016. El prototipo del avión prácticamente lo están ensamblando a mano. La idea es poder crear parte por parte, y asegurarse que cada una sea compatible con la otra.

Ala del Supersonic X-59

El hito del ala en el Supersonic X-59

El avión Supersonic X-59 o simplemente X-59 está diseñado para que genere ondas de sonido supersónicas. "Estas son tan silenciosas que las personas en el suelo las escucharán como golpes sónicos. Eso en caso de que escuchan algo", describe el portal de la NASA.

Por lo tanto cada una de las partes tiene que cumplir su función a la perfección para lograr el éxito del proyecto.

Supersonic X-59

"El hecho de que sea la primera vez que alcanzamos un hito como este en el que no veremos estas partes ni tendremos acceso a esta área nuevamente es la razón por la que esto es tan importante para nosotros. Nos recuerda que el X-59 realmente se está uniendo", dijo Steve Macpherson, miembro del equipo.

Aunque se dijo que en el 2021 estaría ya sobrevolando los cielos, probablemente sea solo en modo prueba. Pero incluso es algo de lo que no se tiene certeza. Los encargados del trabajo sostienen que deberían entregar su proyecto completo en el 2023.