Star Wars: la razón por la que George Lucas vendió su legado a Disney

Star Wars: la razón por la que George Lucas vendió su legado a Disney

En el 2012 George Lucas sorprendió al mundo con la venta de su imperio de Star Wars para que quedara en las manos de Disney. ¿Qué pasó?

Hablar de Star Wars es hablar de George Lucas. El cineasta norteamericano es el padre creador de una de las mayores franquicias en el mundo del cine. Sin embargo, en el 2012 y con todo un proyecto por delante, decidió dar un paso al costado. Vendió Lucasfilm y dejó todo en manos de Disney, ¿por qué lo hizo?

Finalmente, después de muchos años buscando una respuesta, se entiende su decisión. George Lucas solo quería pasar tiempo con su familia. En ese momento estaba a punto de tener a su cuarta hija y quería ser testigo de su crecimiento. Entonces, sí se ponía al frente de la trilogía por venir, se iba a perder los primeros años de vida de la pequeña Everest Hobson Lucas.

La información la reveló Paul Duncan, en su libro llamado The Star Wars Archives Eps I-III. Esta obra todavía no está a la venta. Por lo tanto, con la intención de promocionarla, Duncan a revelado varios extractos a través de sus redes sociales.

Star Wars Archives

George Lucas antes de la última trilogía de Star Wars

"En ese momento, estaba comenzando la siguiente trilogía; hablé con los actores y estaba comenzando a prepararme. También estaba a punto de tener una hija con mi esposa. Se necesitan 10 años para hacer una trilogía", dijo Lucas, según lo reseña Paul Duncan.

Más adelante hace una reflexión sobre la edad que ya tenía (69 en ese momento) y visualiza el futuro que tiene por delante. "¿Seguiré haciendo esto por el resto de mi vida? ¿Quiero volver a pasar por esto?", se preguntó George. "Finalmente, decidí que prefería criar a mi hija y disfrutar de la vida por un tiempo. Pude no haber vendido Lucasfilm y conseguir a alguien que dirigiera las producciones, pero eso no es retirarse", dijo.

Incluso lo intentó en dos de sus primeras tres películas de Star Wars. Cuenta que en El Imperio Contraataca (1980) y en el Regreso del Jedi (1983) quiso mantenerse al margen y dejar que las personas que él puso a cargo llevaran el proyecto, pero no pudo.

"Estuve allí todos los días. A pesar de que la gente estaba, eran amigos míos e hicieron un gran trabajo, no era lo mismo que yo hacía", sostuvo Lucas en el pasaje que compartió Duncan, y que además reseñó Comic Book.