Singapur le dice sí a la carne cultivada en un laboratorio y se convierte en el primer país en aprobar esta medida

Singapur le dice sí a la carne cultivada en un laboratorio y se convierte en el primer país en aprobar esta medida

'Eat Just' es la empresa que fabrica carne cultivada en laboratorio. Estuvieron dos años esperando por la aprobación y Singapur puso el sello y la firma.

El futuro está aquí y quien no lo quiera ver, simplemente se está tapando los ojos. La tecnología avanza a pasos agigantados y además de demostrarlo en los dispositivos electrónicos, ahora está presente en los alimentos. Singapur se convirtió esta semana en el primer país en aprobar el consumo de carne cultivada en un laboratorio. 

La carne cultivada no es un invento nuevo. Siempre ha estado dirigida hacia los pollos y solo era cuestión de tiempo que algún país se atreviera a aprobar su consumo. La empresa afortunada que recibió la licencia se llama 'Eat Just'. Operó en Singapur durante los dos últimos años demostrando que podía fabricar de forma sistemática el producto.

Singapur es el pionero en una decisión que seguramente será considerada por otras naciones. Sin embargo, quizás esto no ocurra en la inmediatez que se piensa, los intereses de la industria ganadera y avícola están muy asentadas en países como Estados Unidos, por ejemplo. Los analistas que cita Engadget sostienen que será muy difícil que USA permita la venta de este producto en su territorio.

La carne cultivada en el laboratorio

La carne que se cultiva en el laboratorio sale directamente lista para cocinar. No hay animal vivo en ningún momento. La carne es real, pero se fabrica tomando células madre del tejido muscular o graso de un animal. Entonces, después las colocan en un medio que apoye su crecimiento.

Pollo de Eat Just

Reseña el portal antes citado que el director ejecutivo de 'Eat Just', Josh Tetrick comparó el proceso de elaboración, con el de una cerveza. Además añadió que garantizan que el producto cuente con una gran cantidad de proteínas.

Asimismo hizo énfasis en que la empresa elimina el uso de antibióticos. Sustancia que es primordial en la producción avícola, para el crecimiento del pollo. Esto último es perjudicial para la salud. "Creemos que en el consumo de carne y pollo convencional hay un problema de salud y lo queremos solucionar", sentenciaron.