Vestibles

Review del Fitbit Sense: nuevas dimensiones de información [FW Labs]

Sensores por días.

El Fitbit Sense es la última y más avanzada adición al catálogo de la respetada marca de bandas deportivas y relojes inteligentes.

Su misión, en este caso en particular, es la de entregar un vestible que vaya más allá de lo deportivo y pase de «smartwatch» a «healthwatch», o sea, un aparato de salud.

Esto lo hace con un factor de forma similar a lo entregado en la saga Versa, que era, hasta ahora, la más completa y avanzada de Fitbit. Aquí se suman sensores para medir cosas que ni sabía que quería, como la temperatura cutánea, con un fuerte enfoque en la salud mental.

¿Y cómo lo logra? Si sufres de ansiedad, probablemente te han hablado del «mindfulness» la disciplina de estar consciente de «el aquí y el ahora».  A través del escáner EDA, donde pones la palma de tu mano encima del reloj por dos minutos, se supone que debes dejar ir las preocupaciones, mientras el reloj mide las variaciones electrodérmicas. Entre menos, mejor, entre más, la tensión es mayor en ti.

De esta manera puedes cuantificar y ponerle una cifra tangible a tu nivel de estrés, lo que puede ser extremadamente útil para personas que no han desarrollado la capacidad de analizar su presente y ponerle una -a veces muy necesaria- pausa. A través del sistema de suscripción de Fitbit, puedes hacer sesiones largas de meditación, pensadas para casos más específicos de tensión.

Lo otro es que es capaz de medir tu temperatura cutánea mientras duermes, por lo que si la llevas a dormir contigo, eventualmente sabrá tu promedio, para poder avisarte de variaciones que podrían ser los primeros síntomas de alguna enfermedad. No tuve la «suerte» de enfermarme durante la semana de prueba, por lo que mis variaciones no llegaron a más de un grado más o uno menos, que no significa nada. Excelente.

En el aspecto deportivo, la medición de saturación de oxígeno en la sangre también está presente, aunque no «on demand», lo cual me parece raro, aunque frente a la duda de otros analistas, la marca ha respondido que lo añadirá en un futuro. El Sense también es capaz de hacer electrocardiogramas, pero aún no está activa la función en la región.

Tiene un solo botón lateral, que no es físico, es touch.

Sobre sus capacidades de smartwatch, quizás aquí es donde se queda más corto. A pesar de tener una pantalla exquisita y de alto brillo, la interfaz sigue siendo algo básica y confusa, con un poco de lag para prenderse al levantar la muñeca. Puedes responder notificaciones y gestionarlas de buena manera si usas Android, en iOS es más limitado. Usar Google Assistant o Alexa, que esperaba con muchas expectativas no es una característica disponible aún en este lado del mundo.

La duración de la batería puede llegar fácil a los 6 días si no tienes muchos entrenamientos, incluso llevándola de noche. Si usas el GPS y entrenas de manera más constante, creo que 4 días de autonomía es lo que te puede entregar.

Al final del día, el valor agregado de Fitbit, más allá del aparato que tengas, es su completa aplicación, su ecosistema, suscripción y comunidad. El Sense es un reloj exquisito y de muy buen diseño, con un precio cercano a los 300 mil pesos en Chile (unos MXN $9500 en México), que siento que es justo por todo lo que ofrece. Quizás tú y yo no seamos el público objetivo de algo tan pensado para el deporte y la salud, pero de seguro hay alguien en tu vida a quien le vendría perfecto, o puede que sea una linda excusa para empezar a hacer cambios en la tuya.

Tags

Lo Último


Te recomendamos