logo
 /
Móviles 12/12/2020

Retro: ¿Por qué el Nokia 3310 es indestructible y ya no hacen celulares como ese?

El Nokia 3310 se ha ganado fama de ser virtualmente indestructible, pero si lo vemos más a fondo, hay una razón de su gran resistencia.

Hoy en día Nokia tiene una lista de teléfonos inteligentes muy grande que logran cumplir con las expectativas que se tienen de estos y de sobra. Pero todos podemos estar de acuerdo en que nada se compara al Nokia 3310, un legendario teléfono que se ha ganado la reputación de ser completamente indestructible a lo largo de los años.

Pero a pesar de todo esto, muy pocos saben los materiales que lo componen y la razón por la que este parece no poder morir. Así que te lo contamos a continuación.

Buena ingeniería y mucho amor

No cabe duda de que antes de la era de los Smartphones, los teléfonos brillaban por una sola cosa: su durabilidad. Y es que, más que centros de entretenimiento, estos eran herramientas de trabajo que debían soportar cualquier tipo de trato rudo, pero obviamente no todos los teléfonos de entonces podían lograr esto.

Sin embargo el Nokia 3310 logró crear a un monstruo que incluso al día de hoy, parece ser completamente indestructible.

Algunas de las hazañas que se le atribuyen son las de detener balas (si lo destruyen, pero supuestamente se quedan atoradas), resistir altísimas temperaturas y además, soportar todo tipo de caídas y maltratos.

Nokia 3310 tecnología retro

Lo que hace a este equipo tan resiste es, en primer lugar, que la pantalla es pequeña y se encuentra protegida por ambos lados por tapas de plástico grueso, esto gracias a que no es touch y no requiere estar expuesta a golpes ni a daños de primera mano.

El plástico que cubre a este equipo es tan grueso que si lo comparamos con teléfonos actuales como el iPhone X, este es 8 veces mas grueso que la cubierta de ese smartphone.

Sumado a eso, el diseño curvo y no plano, hace que sea capaz de doblarse más sin romperse, haciéndolo resistente ante casi cualquier cosa, ya sea caídas o pisadas, pues la fuerza del impacto se esparce por el grueso, flexible y resistente material del que está hecho.

Aunque no sabemos exactamente qué tipo de plástico es o si es algún tipo de amalgama, no cabe duda que lo más influyente de todo fue el diseño.