Estudios

Científicos recomiendan precaución con el uso del remdesivir para el COVID-19

El tratamiento básico para el COVID-19 utiliza el remdesivir, un antiviral. Sin embargo, el daño que puede ocasionar EN EXCESO es peor que el beneficio.

El remdesivir es constantemente utilizado como parte del tratamiento para la lucha contra el COVID-19. Sin embargo, su uso en exceso puede generar mayores daños que beneficios.

Un grupo de científicos de la Universidad de Cincinnati recomienda precaución para su uso.

El fármaco, un antiviral, detiene permanentemente la actividad de una enzima denominada CES-2. Esta se ubica en intestino, hígado y riñón, y es necesaria para la adaptación de muchos medicamentos.

“Esta enzima normalmente se descompone y activa medicamentos en ciertos antivirales. O bien inactiva otros medicamentos como en ciertos anticoagulantes”, afirmó el profesor Bingfang Yan.

Yan es científico farmacéutico y encabezó la investigación, junto con los estudiantes de postgrado Yue Shen y William Eades.

La descomposición a la que se refiere Yan aumenta la toxicidad de otros medicamentos pata el corazón y el cáncer.

“Si los médicos lo utilizan, deben usarlo con precaución”, recomienda el investigador. “Debe ser utilizado para los pacientes adecuados y en las dosis adecuadas con cuidado, cuando se utiliza en combinación con otros medicamentos”.

 

El balance del COVID-19 en el mundo y las recomendaciones sobre remdesivir

El COVID-19 ha dejado, en todo el mundo, más de un millón de muertos de un total de 83 millones de casos. Estados Unidos es el país con mayor cantidad de decesos producto del virus, con 339 mil, de 19.6 millones de casos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó el uso del remdesivir como tratamiento para el COVID-19. La Organización Mundial de la Salud también lo autorizó, pero con una recomendación condicional.

Esta reza: “Se necesita más investigación, especialmente para proporcionar una mayor certeza de la evidencia para grupos específicos de pacientes”.

El estudio de la Universidad de Cincinnati fue publicado en la revista especializada en salud Fundamental & Clinical Pharmacology.

Tags

Lo Último


Te recomendamos