QuantumSpace encontró el detalle para que un auto eléctrico tenga el mismo rendimiento que uno de motor a combustión

QuantumSpace encontró el detalle para que un auto eléctrico tenga el mismo rendimiento que uno de motor a combustión

La empresa californiana QuantumSpace tenía cinco años tratando de solucionar el problema del rendimiento en la fuente de poder de los autos eléctricos.

Uno de los grandes problemas que presenta un auto eléctrico es que una vez que la distancia total de su rendimiento se haya recorrido, tarda mucho en volver a cargar. Esto debido a que cuenta con baterías de iones de litio. Pero además presenta otra gran cantidad de inconvenientes que la empresa californiana QuantumSpace, parece haber solucionado con un detalle.

Aparte del bajo rendimiento, en comparación con los vehículos con motores de combustión interna, está la vida útil de su fuente de poder. Wired explica que cada vez que llega al máximo, las celdas pierden un tercio de su capacidad. Pero a eso habría que sumarle que, gracias a los materiales inflamables con los que son fabricados, representan un riesgo para los usuarios.

Para solucionar este inconveniente, los científicos ya sabían lo que se necesitaba para optimizar. No obstante, no habían encontrado la manera de generar los procedimientos para adecuarlos a los automóviles. Se trata de una batería de estado sólido.

QuantumSpace y la solución para los autos eléctricos

El concepto resumido de una batería de estado sólido propone, en el papel, soluciones efectivas de rendimiento. A diferencia de conducir "electrolito líquido convencional, el material que transporta iones de litio entre electrodos, utiliza un electrolito sólido. Mientras que el ánodo, que es el negativo de la batería, está hecho de metal de litio puro", continúa explicando el portal citado.

Son ecuaciones que han sido explicadas en una pizarra, pero sin éxito en la práctica. Hasta que QuantumSpace aseguró tener la solución. Entre los varios anuncios que realizaron, dicen que su celda es capaz de cargar el 80% en 15 minutos.

Asimismo, después de 800 ciclos de carga, sigue manteniendo el 80 por ciento de su capacidad. Y por si fuera poco, no corre riesgo de incendio porqué no cuenta con tantos productos inflamables. Sostienen que la clave para lograr es fabricar una batería sin la presencia de ánodo en el negativo, pero si en su interior. Situación que permite que se de todo lo antes expuesto.

Ilustración de la batería en un Tesla

"Este diseño sin ánodo es importante porque es probablemente la única forma en que las baterías de metal de litio se pueden fabricar hoy con las instalaciones de fabricación actuales", dice un experto de la Universidad Carnegie Mellon y asesor técnico de QuantumScape.

Finalmente, piensan que el uso de cerámica flexible entre el ánodo y el cátodo, es primordial. Pues hace que el sólido se genere de forma estable. Este actúa como barrera y además hace la función principal de transportar los iones de litio.