Así fue la experiencia de perseguir la penumbra del eclipse en un avión piloteado por un astronauta

Así fue la experiencia de perseguir la penumbra del eclipse en un avión piloteado por un astronauta

Ver un eclipse solar siempre es especial. En Chile, y por nuestra ubicación y geografía, tenemos la suerte de vivir estos fenómenos con más frecuencia que el resto del mundo.

Pero el de hoy fue particularmente especial, y es que no todos los días se vive la experiencia de perseguir la penumbra en un ángulo de 75º, en aun avión y piloteado por Klauss Von Storch, el "astronauta chileno".

Temprano en la mañana nos dimos cita en las instalaciones de Aviasur a un costado del Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benitez, donde nos hicieron un test rápido de Covid-19 antes de pasar al hangar.

dthewth

Este es un jet privado.

Una vez ahí, Leonardo Lima, Director de Marketing de Samsung Chile nos dio la bienvenida (ellos organizaron todo bajo el contexto del evento #ExperienciaS20FE).

Después de eso, Von Storch toma el micrófono y nos explica la ruta que haremos y la complicada maniobra que deberá realizar en el aire.

Y es que sucede que, al contrario del año pasado donde el sol estaba en el horizonte, aquí el "astro rey" estaba casi cenital, por lo que el piloto debía tomar el control manual del AirBus A320Neo y perseguir la sombra del eclipse en -evidentemente- la hora exacta y en un ángulo de 75º para que pudiéramos ver algo.

Fue un vuelo tranquilo, existieron pequeñas pruebas de lo que se iba a hacer y ya sobrevolando la novena región, nos dábamos cuenta que el clima le estaba jugando una mala pasada a los que estaban en tierra: todo estaba tapadísimo.

etyjeyjety

Empezaron las curvas para tomar ubicación sur-norte y después de ascender de los 11 mil pies comunes a más de 20 mil, donde ya puedes notar la curvatura de la tierra, todo se empezó a oscurecer, el eclipse había comenzado.

gerghetwhe

El día se hizo noche en cosa de segundos y el avión aceleraba para que siguiéramos en la oscuridad, preparé mi filtro con un poco de cinta en la ventana, todo listo para sacar la foto perfecta cuando el avión se inclinara casi en su totalidad.

wethwtehw54th

Y bueno, era bastante difícil lograr una toma decente bajo esas condiciones, esta fue mi mejor toma y no me enorgullece. Deje el celular, me puse mis lentes y viví el momento. Miren mi pezón galáctico:

piwegjweg

Eso sí, tuve la suerte de que en el vuelo sí iba gente mucho mejor preparada y con experiencia en situaciones de este tipo, como Tomás Westenenk e Ignacio Díaz, que nos dejan estos maravillosos registros.

Volvimos a Santiago y ya estoy de vuelta en mi hogar, después de un lunes de esos que no crees que puedas volver a repetir en tu vida. Cualquier miedo o ansiedad quedan de lado por la recompensa de haber vivido esto.

Todas las fotos mostradas en esta nota fueron capturadas con un Samsung Galaxy S20 Fe, prestado por Samsung para la ocasión.