logo
/ Getty Images.
Estudios 15/12/2020

Científicos de Oxford descartan este medicamento para la lucha contra el coronavirus

De acuerdo con la Universidad de Oxford, este medicamento no es eficaz para los pacientes hospitalizados por el coronavirus.

La azitromicina antibiótica no es eficaz para los pacientes hospitalizados por coronavirus, anunció la Universidad de Oxford. Durante mucho tiempo se le usó para los tratamientos, pero este estudio determinó su falta de impacto.

Los resultados provienen del ensayo de Oxford denominado RECOVERY. Con él se evaluaron los beneficios de distintos medicamentos en más de 20 mil casos graves de coronavirus.

Se analizaron a estos pacientes en 176 hospitales del sistema sanitario del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés). La investigación y sus conclusiones fueron publicadas en la revista medRxiv.  

Médicos de Oxford descartan el uso de azitromicina para el tratamiento del coronavirus.

La azitromicina se utiliza para combatir la inflamación y las infecciones bacterianas. Los médicos la recomendaban como parte del tratamiento de la inflamación pulmonar producto del coronavirus.

Los pacientes del COVID-19, cuando los casos son muy graves, padecen una inflamación de los pulmones, además de otros órganos. Es producto de la denominada “tormenta de citoquinas”, cuando el sistema inmunitario de su cuerpo se ataca a sí mismo.

El estudio de Oxford recuerda que, durante los primeros meses de la pandemia, se utilizó tanto la azitromicina como la hidroxicloroquina. Ninguna redujo las tasas de mortalidad, ni durante la hospitalización ni en las unidades de cuidados intensivos.

 

La voz de los expertos de Oxford sobre la azitromicina y el coronavirus

“Nuestros resultados muestran muy claramente que, para los pacientes hospitalizados con COVID-19, la azitromicina no es un tratamiento eficaz”, apuntó el profesor Peter Horby, director de RECOVERY en Oxford.

Recalcan los investigadores, fuerte y alto: ningún fármaco es actualmente capaz de curar el COVID-19. Sin embargo, aún varios tratamientos pueden ayudar a disminuir el riesgo de muerte.

Estos son: dexametasona, plasma convaleciente, REDN-COV2 (un cóctel de anticuerpos monoclonales) y aspirina.

Medicamentos.

La vacuna que actualmente se está implementando en el Reino Unido y en Estados Unidos (Pfizer – BioNtech) sirve para prevenir el contagio del virus.

Hasta este martes han fallecido 64.4 mil personas en el Reino Unido producto del coronavirus. El total de casos asciende a 1.87 millones.

En todo el mundo los decesos ascienden a 1.62 millones de personas, con un total de casos de 72.8 millones.