Condenan a muerte al Asesino de Twitter en Japón, ¿cómo será ejecutado?

Condenan a muerte al Asesino de Twitter en Japón, ¿cómo será ejecutado?

Le decían el Asesino de Twitter porque contactaba a sus víctimas a través de la red social: mató y descuartizó a ocho mujeres y un hombre.

Takahiro Shiraishi buscaba en Twitter a personas que expresaran sus tendencias suicidas. Las contactaba y les decía que las ayudaría a morir: nueve fueron sus víctimas. Es la historia del Asesino de Twitter.

Con 30 años y un claro desequilibrio mental, Shiraishi recibió entre lágrimas su condena a muerte por parte de las autoridades judiciales de Tokio.

Twitter

“Ninguna de las nueve víctimas pidió ser asesinada, ni siquiera de manera tácita. Son hechos extremadamente graves”, afirmó el juez, según la cadena de televisión NHK, citada por AFP.

Pero, según Shiraishi, todas le dieron su consentimiento para recibir la muerte. Argumentó ante el juzgado que podía ayudarles en sus proyectos suicidas.

Ocho mujeres y un hombre fueron asesinados por Shiraishi. Tenían entre 15 y 26 años de edad, y perdieron la vida en momentos distintos.

 

 

El macabro hallazgo en el apartamento del Asesino de Twitter

En 2017 la policía japonesa, con orden judicial en mano, entró en el apartamento de Shiraishi en Zama, una localidad al sur de Tokio. Era un espacio pequeño, pero con varias neveras. También encontraron muchas cajas de herramientas.

El hallazgo de los cuerpos.

Todas contenían fragmentos de cuerpos humanos.

Los investigadores contaron hasta 240 pedazos, cortados metódicamente, unos almacenados en neveras y otros en las cajas de herramientas.

Estas tenían arena para gatos, que servía para ocultar el pestilente olor del cadáver.

 

¿Cómo será ejecutado Shiraishi?

Japón mantiene la pena de muerte, que se aplica sobre todo en casos de asesinatos múltiples. Los reos son ahorcados.

Shiraishi, el Asesino de Twitter.

¿Cuándo sería ejecutado Shiraishi? Se desconoce. Su defensa puede pedir revisión del caso, lo que alargaría su presencia en el Corredor de la muerte.

Los abogados de Shiraishi pidieron la cadena perpetua para el asesino, argumentando que las víctimas habían solicitado su "asistencia para morir". Evidentemente, el tribunal de Tokio no accedió, decretando la Pena Capital para el acusado.

Será una larga agonía para el Asesino de Twitter.