Los cigarrillos electrónicos no ayudan a la gente a dejar de fumar, según estudio

Los cigarrillos electrónicos no ayudan a la gente a dejar de fumar, según estudio

Muchas personas piensan que los cigarrillos electrónicos son eficaces para dejar de fumar. Sin embargo, un estudio de la UCSF dice lo contrario.

El uso de cigarrillos electrónicos se ha impulsado como una forma de estímulo para dejar de fumar. Pero, de acuerdo con la UCSF, la aseveración está lejana de la realidad.

La Universidad de California San Francisco publicó un estudio sobre los cigarrillos electrónicos y su influencia en los usuarios.

El equipo liderado por el doctor Richard Wang determinó que este tipo de dispositivos no lleva a los fumadores a alejarse del vicio.

Vapeo

“Si el uso de productos de consumo de dispositivos no está asociado con un mayor abandono del tabaquismo, no hay ningún beneficio para la salud”, apuntó. “Además, en la medida en que las personas que fuman añaden cigarrillos electrónicos a su tabaquismo, su riesgo de enfermedades podría aumentar”.

Entre las enfermedades que podrían contar con un origen en el tabaquismo están las cardíacas, las pulmonares y el cáncer.

 

Así se realizó el trabajo con los cigarrillos electrónicos

Wang trabajó con Sudhamiyi Bhadriraju y Stanton Glantz en la investigación.

Esta se basó en la recopilación de 64 ensayos en los que se examinó a los participantes. Todos ellos son usuarios de cigarrillos electrónicos.

“En los estudios observacionales estás preguntando a la gente sobre el uso de los dispositivos que ellos mismos compraron. Pero lo hicieron sin orientación específica para dejar de fumar”, indica Wang. “En un ensayo aleatorio pruebas un producto, tratándolo como una terapia o un medicamento para abandonar el vicio”.

Ni en el grupo de personas que fumaba por solo hacerlo, ni en el grupo que buscaba dejar de fumar usando los cigarrillos electrónicos se encontró algún efecto.

“Cuando ciertos dispositivos electrónicos se tratan como medicinas, en realidad puede haber un efecto para dejar de fumar”, explica Wang. “Pero debe equilibrarse con los riesgos de utilizar los cigarrillos”.