China inaugurará un telescopio casi el doble de grande que el de Arecibo

China inaugurará un telescopio casi el doble de grande que el de Arecibo

China anunció que, en 2021, abrirá su Telescopio de Radio Esférico de Apertura, que mide 500 metros. Explorará nuevas fronteras en la astronomía.

Con la caída del Telescopio de Arecibo este año, la comunidad científica se ha quedado huérfana. Pero China quiere cubrir su espacio con uno que es el doble de grande que el puertorriqueño.

Es el Telescopio de Radio Esférico de Apertura, que comenzará a funcionar desde 2021, siempre y cuando reciba luz verde del gobierno. Este aparato mide unos 500 metros y está dispuesto para la comunidad científica mundial.

Los chinos lo llaman Tianyan, que quiere decir “Ojo del Cielo”, y costó el aproximado de 171 millones de dólares. Fue construido en la depresión de Dawodang, en la provincia de Guizhou (suroeste de China).

 

¿Cuál será la función del FAST?

Di Li conversó con Nature: él es científico jefe del FAST, las siglas en inglés del telescopio chino.

“No vemos ningún obstáculo para la transición restante. Me siento emocionado y aliviado”, afirmó el experto.

Maqueta del Tianyan, el Telescopio chino.

El FAST podrá recoger ondas de radio extremadamente débiles procedentes de varias fuentes en el Universo. Púlsares (núcleos giratorios de estrellas muertas) y los exoplanetas, todos serán analizados por el telescopio chino.

Durante la fase de prueba del FAST, descubrieron más de 100 púlsares.

El Tianyan cuenta con un plato de 500 metros de ancho, conformado por 4.400 paneles individuales de aluminio. También tiene más de 2 mil brazos mecánicos para maniobrar, buscando distintas direcciones.

 

La caída del Telescopio de Arecibo

El Telescopio de Arecibo sucumbió el pasado 1 de diciembre, luego de haber sufrido varios daños por el paso de los huracanes por Puerto Rico.

Medía 305 metros y su plataforma de instrumentos pesaba 900 toneladas.

Este aparato fue construido por la Universidad Cornell en 1963, con la finalidad de estudiar la ionósfera terrestre. Uno de los primeros descubrimientos que realizó es que el período de rotación de Mercurio no era de 88 días, sino de 59.

Esto ocurrió un año después de su apertura, en 1964.