Ciencia

Arañas en la Estación Espacial Internacional necesitan de la luz como guía de orientación para tejer sus redes

En la Tierra las arañas lo hacen con gravedad, entonces se da la asimetría en los orbes que fabrican, entre otras cosas, para atrapar a su presa.

Las arañas en el espacio, sometidas a microgravedad, utilizan la luz como guía de orientación para tejer sus redes. A diferencia de su hábitat natural, en la Tierra, que lo hacen orientándose por la gravedad. Esto es fundamental para mantener la asimetría de las telarañas y así mantener la efectividad en sus estructuras, dijeron científicos de la NASA y biólogos de la Universidad de Basilea.

Los astronautas que se encuentran en la Estación Espacial Internacional (ISS) notaron la diferencia entre los insectos. El proyecto de llevar arañas al espacio inició como una simple manera de generar interés por los asuntos espaciales, en las escuelas.

Sin embargo, los científicos descubrieron mucho más de lo que esperaban con las arañas en la ISS. Explican los expertos, según reseña Daily Mail, que las arañas en la Tierra fabrican telarañas asimétricas. Esto quiere decir que su centro no es exactamente el medio.

Al momento de la fabricación, las arañas usan la gravedad para orientarse. De esta manera dejan su centro más cercano al borde superior para tener una movilidad mucho más efectiva. Asimismo su guía es la gravedad debido a que quedan de cabeza hacia la red.

Las arañas sin la gravedad

Pero ¿qué pasó cuando le quitaron la gravedad a los arácnidos? Estas fabricaron sus redes de forma mucho más simétrica, fabricaron el centro lo más al medio posible en su cícrulo. Eso sí, quedó de esta manera mientras estaban trabajando a oscuras.

En un momento les encendieron una lampara en la parte superior de donde estaban y usaron la luz para orientarse. Es decir, que emularon el proceso de la Tierra con la gravedad, pero con la luz.

No hubiéramos adivinado que la luz jugaría un papel en la orientación de las arañas en el espacio. Tuvimos mucha suerte de que las lámparas estuvieran colocadas en la parte superior de la cámara y no en varios lados. De lo contrario, no hubiéramos podido descubrir el efecto de la luz en la simetría de las redes en gravedad cero», dijo Samuel Zschokke, biólogo de la Universidad de Basilea.

Tags

Lo Último


Te recomendamos