Ciencia: El tamaño sí importa... al menos para un abejorro

Ciencia: El tamaño sí importa... al menos para un abejorro

Investigadores ingleses explican que un abejorro más grande puede volar más y hallar las flores con mejores néctares.

Mientras más grande sea un abejorro, conoce mejor a las flores. Así halla las que lo ayudan a alimentarse más.

Este descubrimiento fue realizado por Investigadores de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido.

Según los científicos, un abejorro más grande realiza vuelos de aprendizaje para conocer la ubicación de las mejores flores. Los pequeños, por contar con menor capacidad de vuelo, se conforman con lo que consiguen.

Abejorro.

En los vuelos de los insectos más grandes éstos memorizan las ubicaciones. Este tipo de aprendizaje es clave para la supervivencia.

“Los abejorros son selectivos”, define Natalie Hempel de Ibarra, profesora del Centro de Investigación del Comportamiento Animal. “Al dejar una flor, pueden decidir activamente cuánto esfuerzo poner en recordar su ubicación”.

“El tamaño de una abeja determina esta toma de decisiones y el comportamiento de aprendizaje”, señala Hempel.

 

Así realizaron el estudio del abejorro y su tamaño para alimentarse

En el estudio, las abejas cautivas visitaron flores artificiales con sacarosa de distintas concentraciones. Dependiendo de la riqueza de la solución de sacarosa, la abeja más grande variaba su comportamiento. A mayor concentración, la visita era más constante, y viceversa.

Abejorro.

Mientras, a las más pequeñas no les importaba si la concentración de sacarosa era alta o baja: ubicaban la más cercana.

“Un abejorro grande puede transportar cargas más grandes y explorar más lejos del nido”, recalca la investigadora. “Mientras, uno más pequeño se tiende a involucrar más en tareas dentro del nido. Solo se va a forrajear si los suministros se están agotando”.

La investigación fue publicada en la revista Current Biology.