Ciencia

El rover Curiosity de Marte halló evidencia de catastróficas inundaciones prehistóricas en el planeta rojo

Canales encontrados en la superficie de Marte ya indicaban que en el pasado hubo agua abundante en el planeta rojo. Ahora se conoció el nivel.

Sobre Marte hay una constante mirada por parte de los científicos y las misiones de las agencias espaciales. Entre otras cosas, lograr demostrar que hubo vida en el planeta rojo, es uno de los objetivos. Conocer el proceso de formación de los cuerpos celestes es otro. Entonces, recientemente se encontró evidencia de inundaciones catastróficas que ocurrieron en la prehistoria.

Dichas evidencias fueron registradas gracias a los datos que reveló el rover de la NASA conocido como Curiosity. Anteriormente ya se sabía de los canales que parecían indicar presencia de agua, durante una época. Ahora se registró la intensidad con la que esta estuvo presente. Y que además arrasó con el cráter Gale, hace aproximadamente unos 4 mil millones de años, reseñó Engadget.

«Identificamos megainundaciones por primera vez utilizando datos sedimentológicos detallados observados por el rover Curiosity. Los depósitos dejados por estos acontecimientos no se habían identificado previamente con los datos del orbitador», dijo Alberto G. Fairén. Su explicación está detallada en un artículo que publicó Nature, en su sección Science Reports.

Ilustración Marte
Ilustración Marte

¿Qué causó las inundaciones en Marte?

Explican los científicos de este estudio que probablemente las grandes inundaciones ocurrieron tras un impacto meteórico. Este generó el calor suficiente para derretir grandes cantidades de hielo y así generar el exceso de agua en Marte.

Además publica el portal antes citado que el evento liberó dióxido de carbono y metano. Estos cuando se combinaron con el vapor de agua formaron  un clima cálido y húmedo por un corto tiempo. Asimismo se registraron torrenciales lluvias que terminaron de inundar Marte y dejaron las pruebas que hoy se notan gracias al rover de la agencia espacial estadounidense.

«Donde hay agua, hay vida», añade Fairé, es por eso que los organismos de exploración espacial mantienen sus investigaciones en este y otros cuerpos celestes de nuestro sistema solar.

Tags

Lo Último


Te recomendamos