Papa Francisco pide que recemos para que robots siempre "sirvan a la humanidad"

Papa Francisco pide que recemos para que robots siempre "sirvan a la humanidad"

En un acto inusual el Papa Francisco ha pedido a los fieles católicos que recen por el futuro de la Inteligencia Artificial y los robots, por el bien de la humanidad.

Los avances en terrenos de robótica e inteligencia artificial son cosa muy seria. Cada que vemos algo nuevo de los tipos de Boston Dynamics no podemos evitar recordar los mayores temores de Stephen Hawking. Y no podemos culpar al Papa Francisco por unirse a esa misma urgencia.

El sumo pontífice hizo públicos sus rezos dedicados para este mes de noviembre de 2020, y entre la  lista de intenciones apareció una mención inesperada sobre la robótica, la inteligencia artificial y  su futuro necesario a favor de los seres humanos:

Rezamos para que el progreso de la robótica y la inteligencia artificial siempre sirva a la humanidad.

Es la frase con el que la iglesia católica, a través de su máximo representante ha planteado su postura espiritual para este periodo.

De dónde proviene el rezo

Cada mes el Papa Francisco dedica una serie concreta de rezos a temas específicos. Para este noviembre el punto fue la robótica. Por ejemplo en noviembre fue el papel de las mujeres en la iglesia.

Pero llama poderosamente la atención la selección de palabras del Papa, en donde se pide por un desarrollo donde nunca se pierda esa cualidad al servicio de la humanidad.

Stephen Hawking advierte que la Inteligencia Artificial puede acabar con la humanidad

Stephen Hawking advierte que la Inteligencia Artificial puede acabar con la humanidad

Reafirmando sus declaraciones de hace 6 meses, Stephen Hawking vuelve a expresar su preocupación sobre el desarrollo descontrolado de los sistemas de Inteligencia Artificial.

El pontífice no es el único con esta perspectiva aparte de Stephen Hawking. Tenemos el caso también de Elon Musk, quien abiertamente teme por el futuro de la raza humana si no cuidamos bien el curso de la Inteligencia Artificial.

De modo que la preocupación es real y latente. Incluso para el sector religioso.