Este aerosol puede prevenir el COVID-19, ¿de qué está hecho?

Este aerosol puede prevenir el COVID-19, ¿de qué está hecho?

El aerosol es desarrollado por investigadores de la Universidad de Columbia, y otorgaría protección hasta por 24 horas.

Investigadores de la Universidad de Columbia desarrollaron un aerosol nasal que bloquea la transmisión del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.

Hasta ahora solo ha sido probado en hurones, dando resultados positivos.

Pero ¿de qué está hecho el aerosol nasal?

Es un lipopéptido diseñado para evitar que el coronavirus entre en las células huésped. Un lipopéptido es una estructura ácida grasa que actúa sobre poblaciones celulares.

Coronavirus: científicos franceses crea spray nasal contra el Covid-19

Los lipopéptidos evitan que un virus se fusione con la membrana celular de su huésped. Este paso es necesario que utilizan los virus como el SARS-CoV-2 para infectar las células.

De acuerdo con los profesores Anne Moscona y Matteo Porotto, de la Universidad de Columbia, este espray es sencillo de producir, cuenta con una larga vida útil y no necesita refrigeración.

Su duración es de 24 horas desde su aplicación. “El compuesto podría ser especialmente clave en las poblaciones rurales, de bajos ingresos y de difícil acceso”, afirman los científicos.

 

Así se realizaron los exámenes del aerosol anti COVID-19 en hurones

¿Por qué utilizaron hurones para los exámenes? Porque los pulmones de estos animales y los de los humanos son similares. Ambas poblaciones son susceptibles de sufrir el COVID-19.

En Dinamarca decidieron el sacrificio de 17 millones de visones -mustélidos, como los hurones- para evitar la difusión de una mutación del coronavirus.

Hurón

Para el estudio, los hurones fueron infectados por compañeros de jaula que lo padecían. Se creó un entorno parecido al de los seres humanos que habitan en un mismo lugar.

Los hurones-sujetos de prueba recibieron el aerosol por la vía nasal, y fueron acercados con un hurón infectado. Tras 24 horas de contacto entre los animales, las pruebas revelaron que ninguno de los hurones tratados recibió el virus de su compañero infectado.

“Una lección que queremos subrayar es la importancia de aplicar la ciencia básica para desarrollar tratamientos contra el COVID-19”, afirmaron.

Para mayor información sobre la investigación de la Universidad de Columbia puedes ingresar en este link.