Coronavirus: Conoce la máscara de tela que se desinfecta con luz solar

Coronavirus: Conoce la máscara de tela que se desinfecta con luz solar

Esta máscara de tela no necesita lavarse, puesto que simplemente utiliza luz solar. Es especial para prevenir el coronavirus.

El uso de mascarillas para prevenir el coronavirus es esencial en la nueva normalidad. Sin embargo, entre varios estilos, la más sencilla es la máscara de tela.

Es barata, puede elaborarse por uno mismo -siguiendo un protocolo clave- y es reutilizable. El tema es que debe lavarse con regularidad para evitar que se queden las bacterias y los virus.

Científicos de la American Chemical Society desarrollaron una máscara de tela que solo requiere de luz solar para desinfectarse. Con solo una hora que pase frente al Sol ya cumple con lo necesario.

El material es algodón y mata el 99.9% de las bacterias y virus al cumplirse la hora de exposición al astro rey. El tejido libera especies reactivas de oxígeno cuando se exponen a luz del día o, por un período más largo, bajo luces artificiales.

 

Así se confeccionó la máscara de algodón especial contra el coronavirus

La tela de algodón recibió cadenas cargadas de cloruro de 2-diethilaminoetilo. Posteriormente se tiñó con una solución de un fotosensibilizador cargado negativamente.

El tapabocas puede lavarse a mano, al menos, diez veces. Es recomendable hacerlo, pero sería con menos frecuencia, gracias a su actividad bajo el Sol.

YouTube Coronavirus COVID-19

Peixin Tang, Gang Sun y Nitin Nitin fueron tres de los investigadores principales que desarrollaron la máscara de la American Chemistry Society. Esta organización fue impulsada por el Congreso de Estados Unidos.

Su misión es ampliar los descubrimientos químicos en beneficio de la sociedad. Sus oficinas principales se encuentran en Washington DC y en Columbus, en Estados Unidos.

Hasta este jueves, en Estados Unidos han fallecido 242 mil personas producto del coronavirus. Es el país con mayor número de decesos por esta causa. En todo el mundo van 1.29 millones de muertes en total.