China critica la “represión irracional” de Estados Unidos a sus compañías

China critica la “represión irracional” de Estados Unidos a sus compañías

El Gobierno de China reaccionó a una nueva sanción de Estados Unidos, esta vez a 31 empresas acusadas de trabajar para el Ejército del gigante asiático.

Estados Unidos sancionó a 31 empresas de China por presunta colaboración con el Ejército de ese país. Las autoridades de la nación asiática criticaron la “represión irracional” de la Administración de Donald Trump.

La medida castiga a toda aquella empresa o ciudadano estadounidense que haga tratos con las referidas empresas, varias de ellas de telecomunicaciones.

Un portavoz del Ministerio de Comercio chino instó a Estados Unidos para que “detenga la represión irracional”.

 

China pide paz 

“Catalogar a estas empresas como controladas por los militares supone ignorar los hechos”, afirmó, según un comunicado citado por EFE. “No tiene base ni principio legal alguno, algo a lo que China se opone firmemente”.

Estados Unidos China

“(Estados Unidos debe) proporcionar un entorno comercial justo y no discriminatorio”.

Empresas como China Telecom y China Mobile no podrán entrar en la cartera de negocios de norteamericanos a partir del 11 de enero de 2021, según la sanción.

“Las empresas chinas operan en otros países en conformidad con sus leyes y regulaciones pertinentes”, afirmó el portavoz. “Las acciones de unos pocos no podrán reprimir las fuerzas del mercado”.

 

TikTok permanece a la espera

Hace una semana TikTok había anunciado que iría a los tribunales estadounidenses a pedir la anulación de las sanciones de Donald Trump en su contra.

TikTok Donald Trump

Según la app china, las autoridades norteamericanas la mantienen en el limbo, ya que con la derrota electoral de Trump dejaron de hacerle seguimiento.

“No hemos recibido ninguna respuesta sustancial sobre nuestro proyecto en términos de seguridad y protección de datos”, afirmó la empresa. Trump los acusa de utilizar los datos de usuarios estadounidenses y cederlos al Gobierno de la nación asiática.