Mira nuestro unboxing de las nuevas Xbox Series X y Xbox Series S

Mira nuestro unboxing de las nuevas Xbox Series X y Xbox Series S

Llegó la próxima generación.

Es un día especial, las nuevas consolas Xbox Series X y Xbox Series S han llegado a nuestras manos.

La próxima generación de videojuegos, desde el bando de Microsoft, ya están instaladas en nuestros sets para llevarles el review más adelante.

Dentro de la experiencia, hablando específicamente del hardware, sorprenden las nuevas terminaciones del control, que ahora tiene gatillos texturizados y con puntas menos prominentes, con la misma calidad de construcción de siempre y un pad direccional mejorado, heredado de la serie Elite.

La Xbox Series S es realmente pequeña y de seguro será la compañera perfecta de quienes no necesitan resolución 4K, pero sí quieren disfrutar juegos hasta a 120 cuadros por segundo y con trazado de rayos. Todo a un precio sumamente accesible.

Por otro lado, la Xbox Series X es un aparato grande, pesado, sustancial. Llama mucho la atención sus orificios de ventilación con toques verdes que le dan un look único y que cambia dependiendo de cómo la estés mirando.

Pensada para correr juegos hasta a resolución 8K, o juegos 4K a 120 cuadros por segundo, todo con HDR, es una bestia a considerar para los más exigentes.

En comparación a generaciones anteriores, ahora el cable de carga es solo eso, sin un transformador externo, lo que se agradece.

Por ahora nos dedicaremos a jugar todo lo que podamos, para llevarles nuestras impresiones apenas se levante el embargo. Acompáñanos en el unboxing de las consolas: