¿Se pueden reducir los síntomas de la tinnitus?, un estudio revela que probablemente a través de una leve descarga eléctrica

¿Se pueden reducir los síntomas de la tinnitus?, un estudio revela que probablemente a través de una leve descarga eléctrica

La tinnitus es una condición en la que las personas sufren un zumbido en los oídos. Este puede ser constante o con cierta frecuencia.

Un grupo de científicos encontró, por accidente, un método que podría reducir los síntomas de la tinnitus. Esta condición en la que las personas sufren de un zumbido en los oídos sería capaz de ser disminuida a través de una leve descarga eléctrica. Sería en la lengua y tendría que estar acompañada de una acción sonora. Entérate la manera en la que estos expertos tendrían la solución en sus manos.

Hubert Lim es un ingeniero biomédico que trabaja para la Universidad de Minnesota. Este profesional se encontraba experimentando una técnica de estimulación cerebral profunda. Esta misma con la intención de restaurar la audición de, específicamente, cinco pacientes, reseñó Slash Gear. Entonces uno de los voluntarios le comunicó que su tinnitus había desaparecido.

La técnica con la que estaba experimentando consiste en insertar un dispositivo del tamaño de un lápiz cubierto de electrodos. Al comienzo iba directo a manipular varias zonas del cerebro. Varios de estos electros cayeron fuera de la zona, ubicándose en la lengua. Debido a esto, un paciente notó la desaparición de su tinnitus.

Tinnitus

El estudio directo hacia la tinnitus

Hubert Lim de inmediato decidió llevar este experimento hacia dimensiones más grandes. Primero utilizó varios conejillos de indias para identificar mejor las partes del cuerpo que iba a estimular y después probó con humanos. En total fueron 326 personas que se sometieron al experimento para atacar la tinnitus. Estuvieron sentados, durante una hora, con una paleta de plástico en la lengua. Además se les colocaron unos auriculares para estimular también las zonas que conectan al cerebro con los oídos.

Finalmente, después de 12 semanas de tratamiento, aproximadamente el 80 por ciento de las personas mostraron una gran mejoría. Los voluntarios manifestaron que las descargas sobre su lengua eran muy leves. "Fue una sensación parecida a la de los caramelos burbujeando en la lengua", sentenciaron. Este estudio fue publicado en la Asociación Americana de los Avances de la Ciencia.