Tinder lanza sus videochats Cara a Cara, que ya están en Chile

Tinder lanza sus videochats Cara a Cara, que ya están en Chile

Los videochats de Tinder ayudan a cerrar el espacio entre un chat de texto y una fecha en vivo para la cita.

La pandemia del coronavirus ha abierto puertas en Tinder. Una de ellas es la de la función Cara a Cara, para realizar videochats.

Estos ayudan a cerrar el espacio entre los chats de texto y las citas personales. Mientras se encuentren limitadas las movilidades por el COVID-19, el video siempre ayudará a tender puentes.

Los videochats estuvieron a prueba en el verano de 2020, y un par de meses después ya se hizo extensible de forma oficial.

Cara a Cara solo funciona si los dos usuarios se ponen de acuerdo. Simplemente deben tocar el icono de video. Si la otra persona está interesada, lo hará también.

Tinder

Esta función puede ser desactivada en cualquier momento, según explica la aplicación.

Lo importante es que ambas personas dejen claras las reglas de respeto mutuo. “La conversación es una calle de dos vías, y es mejor cuando están juntos 50-50”, afirmó Tinder en un comunicado.

Al finalizar el videochat, la aplicación pedirá las opiniones de los usuarios, para saber si hubo algún problema durante el contacto.

 

Las recomendaciones de Tinder para los videochats

Tinder recomendó, para romper el hielo, ir despacio en la fase del texto antes de ir al video, como lo explica Engadget. Además, las personas deben ser flexibles con el tiempo para las videollamadas.

Tinder

Otra de las sugerencias es sobre la decoración de fondo, colocando objetos que puedan servir para intercambiar opiniones. Cualquier cosa que se coloque debe tener algún significado especial para el usuario.

También previene sobre el acoso o los irrespetos a ambos usuarios.

“Una conversación cara a cara es, simplemente, una mejor manera de saber si eres compatible con alguien”, señala Tinder.

Hasta los momentos, el servicio se está implementando en Estados Unidos y el Reino Unido. A Latinoamérica también llegó: Brasil, Chile y Perú son tres de los países donde se puede utilizar.