Por tercer año consecutivo KFC venderá leños con olor a pollo frito en la temporada navideña

Por tercer año consecutivo KFC venderá leños con olor a pollo frito en la temporada navideña

Los leños con el aroma característico del pollo frito e KFC son fabricados por Enviro-Log y comercializados de forma exclusiva en las tiendas Walmart.

Durante los últimos dos años KFC tomó la iniciativa de fabricar unos leños con su característico olor a pollo frito. Lo hizo en conjunto con una empresa que se llama Enviro-Log. Entonces ahora confirmaron que para estas navidades llegarán de nuevo para impregnar las chimeneas de los hogares norteamericanos.

Cuando restan cuatro días para que se termine el décimo mes del año, en los Estados Unidos comienza a acercarse el invierno. En las zonas que se ubican sobre el centro y el norte el frío comenzará a hacer de las suyas. Entonces, las calefacciones harán el trabajo de mantener caliente los hogares.

Es aquí donde entra KFC y no precisamente alimentando. Desde la empresa confirmaron que debido a que se acerca el invierno, los leños con olor a pollo frito llegarán este 2020. La preventa comenzará pronto y este año será exclusividad de las tiendas Walmart y Enviro-Log, esta última es fabricante.

Los leños con olor a pollo frito de KFC

Los leños llevan el nombre de Firelog 11 hierbas y especias con aroma a pollo frito. En principio costarán lo mismo que años anteriores: 15.88 dólares americanos. Además fabricarán una cantidad limitada. Es decir que venderán hasta agotar su existencia.

KFC Leña

"Durante los últimos dos años hemos calentado los corazones y los hogares de nuestros fanáticos del pollo frito. Esperamos que las personas puedan volver a tomar un leño de fuego con aroma de pollo frito, pedir un cubo de pollo de KFC y disfrutar los sabores, olores y calidez de lo que se ha convertido en nuestra tradición navideña favorita", dijo Andrea Zahumensky gerente de marketing de KFC, según reseñó Comicbook.

Por su parte Ross McRoy, fundador de la empresa fabricante manifestó que la demanda de troncos de fuego nunca había sido tan elevada. Y además señala que aumenta a medida que pasan los años.