Ciencia: un nuevo aparato convierte al tráfico de una ciudad, en responsable de la luz de las calles

Ciencia: un nuevo aparato convierte al tráfico de una ciudad, en responsable de la luz de las calles

Este dispositivo está basado en la estructura de las turbinas eólicas. Cuando un auto pasa por donde estén instalados, la luz se activa en la carretera.

El cuidado del planeta es algo en lo que todos los habitantes debemos colaborar. En ocasiones muchos tienen la percepción de que no se hace nada para frenar el calentamiento global. Sin embargo hay una gran cantidad de proyectos enfocados en reducir la cantidad de gases de efecto invernadero. Uno de ellos fue presentado por una empresa en el Reino Unido. Se trata de un dispositivo basado en turbinas eólicas colocado estratégicamente en las autopistas. Este convierte al tráfico en el responsable de la luz eléctrica que allí se genere.

El dispositivo no parece estar preparado para funcionar en la actualidad. Pero es un avance que apunta a que en un futuro exista otro método para generar luz eléctrica. Uno que reduzca la generación de carbono en el planeta y así frenar a emisión de gases de efecto invernadero.

La luz por turbinas eólicas en las autopistas

Estos son dispositivos creados por la empresa Alpha 311, con sede en Canterbury, InglaterraBarry Thompson, director ejecutivo de esta compañía describe el aparato con detalles para que todos entiendan su funcionamiento. En primer lugar señala que son unos cilindros giratorios, como las turbinas eólicas. Miden aproximadamente dos metros y sobre el estaría conectada una red de postes de luz. Se instalan en puntos estratégicos con la intención de que cuando un automóvil pasa, los activa.

Trubina eólica

En la actualidad tiene un costo aproximado de 23 mil dólares y uno de ellos es capaz de generar la misma cantidad de energía que un panel solar de 21 metros cuadrados, reseñó Daily Mail. De igual firma Barry apunta a seguir trabajando en el aparato. Afirma que su propósito es que sean más pequeños y eficientes para un mejor desarrollo.

Para que esto ocurra el mismo Thompson asegura que necesitará de mucha colaboración. Ya hay varios ejemplares funcionando en las autopistas de la localidad inglesa, pero para un proyecto macro se deben abaratar los costos de producción.