Cyberpunk 2077: desarrolladores piden respeto tras recibir amenazas de muerte

Cyberpunk 2077: desarrolladores piden respeto tras recibir amenazas de muerte

Se filtran historias de terror sobre los desarrolladores de Cyberpunk 2077. Sus condiciones de trabajo son extremas y además los amenazan de muerte.

Cuando se soltó la noticia del retraso de Cyberpunk 2077 todos lo tomamos como un chiste malo, muy malo.

Hubo toneladas de memes para burlarse de la situación en donde los chistes más potencialmente ciertos apuntaban a que el juego en realidad se lanzaría hasta el año que lleva en el título.

Pero la realidad es que detrás de todo habría verdaderas historias de terror y mucho estrés entre los desarrolladores.

Amenazas de muerte

A través de Twitter el buen Andrzej Zawadzki, uno de los desarrolladores clave de Cyberpunk 2077 ha alzado la voz para hacer público que han recibido múltiples amenazas y mensajes de odio tras el anuncio del retraso del juego.

Se trata de un fenómeno que más de alguno podría argumentar que previsiblemente sucedería. Pero Zawadzki compartió algunas capturas de pantalla sobre los mensajes que está recibiendo y son francamente perturbadores:

Los agresores aseguran que saben dónde vive, plantean atentados contra su vida y además también llevar las represalias contra su familia.

Y esto es sólo por el lado de los fans desquiciados que por algún motivo no están dispuestos a esperar más tiempo por el juego.

En la otra cara de la moneda las jornadas laborales estarían llegando a un extremo inimaginable. Ya que estarían teniendo jornadas semanales de 100 horas.

Esto significa que de lunes a viernes trabajan 20 horas continuas. O en el mejor de los casos 14 horas diarias sin un sólo días de descanso.

Parece que todo se está saliendo de control con Cyberpunk 2077 y nada apunta a que vaya a mejorar si buscan cumplir, ahora sí, con la fecha prometida.

La expectativa en torno al título es mucho más elevada que nunca y cuando llegue el momento de evaluarlo no sabemos cómo lo recibirá la comunidad.