Estas siete criaturas marinas son mucho más peligrosas que un megalodón

Estas siete criaturas marinas son mucho más peligrosas que un megalodón

Conoce a estas siete criaturas marinas que, aunque pueden ser más pequeñas de lo que era un megalodón, pueden ser mucho más peligrosas.

El megalodón era un tiburón prehistórico que podía llegar a medir entre 14 y 20 metros, con una altura de cuatro metros y un peso de 50 toneladas. Su peligrosidad trascendió las épocas, y hoy son el sinónimo del peligro bajo del mar en la era antigua.

Te presentamos a siete criaturas que, si bien podrían no ser tan grandes como el megalodón, sí serían tan peligrosas como él. Algunos pueden atacar al ser humano, otros solo buscan alimentarse de otros habitantes marinos. ¿Quiénes son?

 

Gran tiburón blanco

Originalmente se pensaba que el gran tiburón blanco tenía un ancestro común con el megalodón. Se descubrió que eran de familias distintas, no obstante. Es una especie de pez cartilaginoso de la familia Lamnidae, con dientes grandes y aserrados. La fuerza de su mandíbula es 300 veces superior a la de una mandíbula humana. Puede llegar a medir hasta 5.5 metros y pesar hasta 1.3 toneladas.

 

Tiburón tigre

El tiburón tigre es un superdepredador, comiendo cualquier cosa que flote en el agua. Es protagonista de varias de las pesadillas de los nadadores en las playas. El ejemplar más grande hallado alcanzó unos 5.5 metros, pesando hasta 1.5 toneladas.

 

Tiburón toro

Tiburón toro

Otro de los tiburones peligrosos es el tiburón toro: llega a remontar los estuarios para alcanzar aguas dulces, sorprendiendo a más de un incauto. Su alimentación abarca hasta otros tipos de tiburones. Es peligroso para el ser humano debido a que puede estar en lugares habituales para la pesca. Su fuerza de mordida llega a alcanzar los 612 kilogramos. El más pesado es de una tonelada, y mide hasta 3.3 metros.

 

Cocodrilo marino

Cocodrilo marino

El cocodrilo de mayor tamaño del mundo es el cocodrilo marino. El macho pesa entre una y 1.5 toneladas, midiendo casi 7 metros de longitud. Las hembras son más pequeñas. Es muy ágil en el agua, llegando a nadar hasta a 43 kilómetros por hora, avanzando cuatro metros utilizando solo el impulso de su cola. Se adentra en el mar con suma facilidad, lo que lo hace peligroso para los seres humanos.

 

Medusa botella azul

La medusa botella azul habita en casi todas las aguas cálidas del planeta, y su picadura no solo es muy dolorosa, sino también peligrosa. Puede llegar a medir hasta 50 metros, aunque su tamaño normal es de unos diez metros. Sus tentáculos son venenosos, generando para los seres humanos consecuencias neurotóxicas e, incluso, la muerte luego de un intensísimo dolor.

 

Medusa melena de león

Otro gran depredador es la medusa melena de león, la más grande que existe. Cada tentáculo puede llegar a medir hasta 37 metros de longitud. Caza y se alimenta de otros animales, y su picadura puede generar al ser humano especial dolor, aunque sin consecuencias graves.

 

Calamar colosal

El calamar colosal es la especie más grande de calamar, llegando a medir entre 12 y 15 metros. Es mucho más grande, por lo tanto, que el calamar gigante. Su peso máximo está cerca de los 750 kilogramos. Puede alcanzar hasta los 2 mil metros debajo del mar en su etapa joven, con el fin de buscar mayores presas. Son pocos los que han atacado a personas, pero siempre hay que tenerles respeto.