Preocupación entre residentes de Washington por nueva presencia de "avispas asesinas"

Preocupación entre residentes de Washington por nueva presencia de "avispas asesinas"

A finales del año pasado se descubrió que esta especie de "avispas asesinas", típicas de otros continentes, estaban -sin saber como- en Washington.

Hace un poco más de cinco meses, mientras el mundo entero intentaba digerir la pandemia que generó el coronavirus, comenzaron a aparecer un grupo de "avispas asesinas", en algunas ciudades de los Estados Unidos. Específicamente en Washington ya se habían registrado desde finales del 2019. Luego se vieron algunas en mayo y su presencia había desaparecido. Hasta el pasado jueves, cuando funcionarios del Departamento de Agricultura atraparon una con vida.

Hay preocupación entre los integrantes del organismo mencionado y residentes de la capital estadounidense. Más que todo por dos razones en especial. Una de ellas atiende a que la cantidad que los ciudadanos han reportado dobla en cantidad a los anteriores. La otra es que estas "avispas asesinas" fueron vistas atacando a otras colmenas de avispas convencionales.

Entonces se podría estar en la presencia de un nido completo de "avispas asesinas". Situación que pone en peligro los cultivos de arándanos y frambuesas, reseñó Daily Mail. La preocupación sobre este insecto, no es totalmente por las personas. Aunque, con reiteradas picadas puede matar a un hombre, no representa un mayor peligro del que puede generar una avispa común. Se trata más que todo de que esta especie no realiza el proceso de polinizar los cultivos y además mata a las que si lo hacen.

Avispas Asesinas Departamento Agricultura Washington

Una colmena de "avispas asesinas"

"Creemos que estamos tratando con un nido. Esperamos localizarlo en un par de semanas y erradicarlo", dijo Sven-Erik Spichiger, un entomólogo del Departamento de Agricultura, en Washington.

El pasado 8 de mayo te contamos algunas de las características que diferencian las "avispas asesinas" de las comunes. Sin embargo volvemos a resaltar los aspectos más importantes para tener en cuenta. El tamaño es lo que más las separa. Las reinas de las "asesinas" alcanza los 3.5 centímetros, mientras que las obreras pueden llegar a los 2.5cm. Las comunes llegan al centímetro y hasta más pequeñas.

El color de las mismas cambia. Las gigantes peligrosas son de un color más oscuro y su caparazón tiene pocos rasgos de las líneas amarillas que predominan más en las comunes. Y por supuesto, pican mucho más fuerte ya que cuentan con un aguijón de temer.