El consumo excesivo de alcohol entre las mujeres aumentó un 41% durante la cuarentena

El consumo excesivo de alcohol entre las mujeres aumentó un 41% durante la cuarentena

Un estudio realizado en Estados Unidos sugiere que el estrés, el aislamiento y la falta de una rutina normal influyeron en el consumo del alcohol.

La cuarentena por el COVID-19 impulsó el consumo excesivo de alcohol entre las mujeres: aumentó un 41%. Es el resultado de un estudio realizado por la RAND Corporation en Estados Unidos.

Se considera como consumo excesivo el tomar en un par de horas cuatro o más bebidas.

De forma general, todas las cifras aumentaron. Creció, por ejemplo, un 14% entre los adultos mayores de 30 años en comparación con el mismo período de 2019.

El estudio se basa en una encuesta a 1.540 adultos miembros del RAND American Life Panel. Se les preguntó sobre su consumo de alcohol en la primavera de 2019 y de nuevo en la de 2020.

 

Habla el autor de la investigación sobre el consumo de alcohol

“Es otra forma de que la pandemia puede estar afectando la salud física y mental de los estadounidenses”, apuntó Michael Pollard, autor principal del estudio.

De acuerdo con los investigadores, el aumento del consumo excesivo del alcohol pone de relieve la necesidad de que la familia sea consciente de los riesgos durante la cuarentena.

Alcohol entre las mujeres.

A los expertos les preocupa cómo las personas pueden estar eligiendo aliviar el dolor y el aislamiento debido a la pandemia.

“La depresión de las personas aumenta, aumenta la ansiedad y el consumo de alcohol es, a menudo, una manera de lidiar con estos sentimientos”, señaló Pollard.

Entre las afirmaciones para responder sí o no en la encuesta, según ABC News, se encuentran:

  • He sido infeliz debido a mi bebida.
  • Me he sentido culpable o avergonzado por mi bebida.
  • He tomado riesgos tontos cuando he estado bebiendo.
  • Mi familia ha sido herida por mi bebida.

“Es una droga perfecta para las mujeres en particular, en muchos sentidos”, dijo la escritora Sarah Hepola, que también tuvo problemas de alcoholismo. “Te hace sentir más valiente, empoderada, fuerte, es un sistema de manejo del dolor y es una droga para olvidar”.