Coronavirus: existe una relación entre el tamaño de los glóbulos rojos y el riesgo de muerte por el virus

Coronavirus: existe una relación entre el tamaño de los glóbulos rojos y el riesgo de muerte por el virus

Gracias a este hallazgo, los médicos podrían realizar pruebas de glóbulos rojos y conocer los pacientes de riesgo infectados con coronavirus.

Se acerca el décimo mes del 2020 y el panorama por ahora sigue siendo el mismo en referencia al coronavirus. Sí, es cierto que hay varias vacunas en los últimos procesos de las pruebas. Y que además hay muchos países que han ido "normalizando" sus actividades. Sin embargo el virus sigue estando presente de la misma forma que el primer día. Entonces los científicos intentan identificar las personas que realmente sufren el riesgo de morir o de enfermar gravemente a causa del COVID-19.

En relación a este tema se ha publicado un estudio que encuentra una relación entre el tamaño de los glóbulos rojos y el riesgo real de morir o sufrir de manera intensa los síntomas del coronavirus. Esos llamados "pacientes de riesgo" podrían ser identificados con una simple prueba de sangre. Entonces a las personas con afecciones delicadas y adultos mayores, se les puede unir otro grupo.

Se trata de quienes tengan inconsistencia en los tamaños de los glóbulos rojos. Prueba que se mide a través del ancho de distribución de glóbulos rojos o RDW. Las personas que tengan una lectura baja de este test sanguíneo no deberían presentar problemas. Mientras que las que saquen este valor elevado, tienden a sufrir más el coronavirus.

Coronavirus alcantarillas

Los glóbulos rojos y el coronavirus

El estudio fue realizado por Dr. Jonathan Carlson, de la Escuela de Medicina de Harvard, según Daily Mail. Los datos revelaron que las personas que tienden a mostrar inconsistencia en el tamaño de los glóbulos rojos tienen aproximadamente tres veces más riesgo de morir por coronavirus.

"Nos sorprendió descubrir que una prueba estándar estaba altamente correlacionada con la mortalidad de los pacientes. La correlación persistió al controlar otros factores de riesgo identificados como la edad del paciente, algunas otras pruebas de laboratorio y algunas enfermedades preexistentes", dijo el Dr. Carlson.