Virgin Atlantic Airways se declaró en bancarrota por la crisis del COVID-19

Virgin Atlantic Airways se declaró en bancarrota por la crisis del COVID-19

La empresa de Richard Branson, Virgin Atlantic Airways, pide un plan de rescate de 1.600 millones de dólares.

Virgin Atlantic Airways, una de las empresas del multimillonario Richard Branson, se declaró en bancarrota debido a la crisis del COVID-19. Pide un plan de rescate de 1.600 millones de dólares.

Es la segunda de las empresas de Branson que busca protección gubernamental, luego de Virgin Australia.

Explica The Verge que Virgin Atlantic Airways se presentó a la protección en el Distrito Sur de Nueva York.

 

Virgin Atlantic Airways

 

Se adhirió al capítulo 15, destinado a las empresas extranjeras. Permite que los tribunales de quiebra de Estados Unidos reconozcan sus esfuerzos de reestructuración.

La compañía aún no está saliendo del negocio o liquidando sus operaciones: para esto es la protección por el capítulo 7.

Virgin Atlantic Airways se había acercado inicialmente a un tribunal en Londres. A él indicó que si no se le aprueba un plan de rescate se quedará sin liquidez.

 

El COVID-19 golpea a Virgin Atlantic Airways y la industria de la aviación comercial

La empresa está tratando de renegociar los arrendamientos de la mayoría de sus aviones, así como los préstamos que tomó y no puede pagar. Con la suspensión de operaciones debido al COVID-19, la crisis golpeó a Virgin.

 

Virgin Atlantic Airways

 

“La pandemia ha tenido un impacto adverso no solo en Virgin Atlantic, sino en la industria de la aviación”, señalaron los abogados de la compañía. “Esto ha ocasionado el cierre cercano de la industria mundial de la aviación civil”.

“Virgin Atlantic Airways ha tomado diversas medidas para gestionar su liquidez a la luz de las condiciones financieras sin precedentes". Pero "es necesaria un recapitalización”, agregaron.

Recordemos que esta empresa Virgin es distinta de Virgin America, que se encuentra centrada en el mercado estadounidense y que fue comprada por Alaska Airlines en 2017.