Ciencia: la protección que conceden los tubos de lava en Marte y la Luna

Ciencia: la protección que conceden los tubos de lava en Marte y la Luna

Recientemente científicos especialistas en suelos planetarios revelaron la presencia de extensas cavidades, llamadas tubos, debajo de la Luna y Marte.

Científicos de dos universidades italianas detallaron la protección que puede generar a los humanos, los tubos de lavas observados en Marte y la Luna. Hace aproximadamente 10 días un estudio de geólogos planetarios notó la presencia de las cavidades. Entonces se comenzó a hablar de la idea de instalar bases dentro de estos espacios, en la que las personas podrían vivir sin problemas.

Tubos de lava presentes en la Luna y Marte podrían albergar bases planetarias en un futuro

Geólogos planetarios realizaron un estudio sobre los suelos de la Luna y Marte y determinaron que estos tubos son mil veces más grandes que los de la Tierra.

Los tubos de lava son una especie de cuevas volcánicas con forma de túneles. Están presentes en los planetas y se generan, durante su proceso de formación. La Tierra los tiene y los científicos que estudian los suelos planetarios los han detectado en otras latitudes de nuestro sistema solar. Específicamente en la Luna y Marte donde notaron que son mil veces más grandes que los de nuestro planeta.

Entonces, con esta idea se comienza a pensar en los beneficios y adversidades que puedan tener estas estructuras. La actividad volcánica que en ellos se generó fue hace millones de años. Ahora solo quedan los túneles y el espacio que podría ser aprovechado por las agencias espaciales. El sueño de colonizar otros planetas sigue vigente, solo que las condiciones en nuestro sistema solar, son adversas. La radiación que emite nuestra estrella más potente solo es ineficiente dentro de nuestras fronteras. Además en otros planetas no existe la atmósfera terrícola que nos permite respirar.

Tubo de lava

 

Tubos de lava en la Luna y Marte

Como ya se reseñó anteriormente, los tubos de lava en estos dos planetas tienen extensiones más grande que en la Tierra. Un diámetro que va de los 10 a los 30 metros de expansión. Además de un largo que podría alcanzar los 40 kilómetros, ideal para una base. ¿Pero que protección habría, podemos respirar con normalidad? La respuesta es que no. Serían construcciones que necesitarían de la presurización para generar un ambiente apto.

En lo que si protege, naturalmente, es de la radiación solar. No habría que construir con un material que proteja del Sol, debido a que ya el mismo tubo cuenta con ese efecto. La actividad gravitacional dentro de estos tubos, también serían un atractivo para la creación de las mencionadas bases.