¿Tiburones amigos? un estudio afirma que estos depredadores establecen vínculos duraderos con los de su especie

¿Tiburones amigos? un estudio afirma que estos depredadores establecen vínculos duraderos con los de su especie

Los tiburones grises de arrecife fueron estudiados por científicos, quienes notaron que después de una jornada de caza, se reúnen en grandes grupos.

Los tiburones son una de las especies más temidas en las profundidades del mar. Son depredadores veloces que rara vez perdonan a sus presas. La ciencia y una saga (puede que exagerada) de tres películas lo demostraron. Sin embargo, un estudio manifestó que, luego de una noche de caza, los tiburones se reúnen entre sí en grupos de hasta 20 ejemplares.

Paleontólogos británicos encontraron huesos de un dinosaurio pariente del Tiranosaurio rex

Según el análisis de los huesos, hallados en la rica Isla de Wight, el dinosaurio pertenece a los terópodos y habitó la Tierra hace 115 millones de años.

Biólogos marinos de la Universidad Internacional de Florida, realizaron una investigación, específicamente sobre los tiburones grises de arrecife. Por lo general estos frecuentas los arrecifes de corales en el océano Pacífico e Índico. Y en ocasiones concurren hacia el mar abierto para cazar.

Entonces, según lo reseña el portal DailyMail, el estudio notó que después de sus jornadas vuelven al mismo lugar. Se trata del arrecife de coral que normalmente frecuentan y donde concurren en grupos de hasta 20 tiburones. Asimismo, notaron que siempre son los mismos grupos, lo que sugiere que esta especie establece vínculos duraderos.

Tiburones de Arrecife

El estudio de los "tiburones amigos"

Para dicha investigación, los científicos de la casa de estudio antes mencionada se dirigieron a un destino exótico. Se trata de un arrecife de coral cerca del atolón Palmyra. Esta isla se ubica en el océano Pacífico, a unos 1.600 kilómetros de las costas de Hawai. Allí marcaron a 41 tiburones y entonces comenzar a observar el comportamiento de la especie.

Explica el portal antes citado que fue un estudio que se extendió durante cuatro años. Los investigadores añadieron etiquetas a los depredadores, que incluían transmisores acústicos. La intención de este dispositivo es identificar a los animales de manera individual.

Además de estas etiquetas, colocaron receptores por el área perimetral del estudio para registrar el acercamiento de cualquier otro tiburón. El estudio registra la presencia de unos 8.000 tiburones grises de arrecife en los alrededores del atolón mencionado. Aún con esta gran cantidad de población, los animales marcados, muy rara vez se juntaron con otras manadas.

"No pensamos en los tiburones como animales sociales, pero tienen grupos sociales", dijo Yannis Papastamatiou, uno de los autores del estudio. Mientras que aseguran que no está claro si entre ellos establecen un vínculo emocional. Pero si sostienen que los grupos sociales existieron, aunque no entienden la manera en la que se reconocen entre sí. Detallaron a esta especie como violenta y dominante, pues someten a otras especies de tiburones que incluso, las superan en tamaño.