Así es como el sector automotor se reinventó durante la pandemia: ferias virtuales

Así es como el sector automotor se reinventó durante la pandemia: ferias virtuales

Te mostramos algunos ejemplos de cómo las ferias virtuales de vehículos ayudaron al sector automotriz a sortear los efectos de la cuarentena por el coronavirus.

El coronavirus golpeó la salud y la economía del planeta. En el tema económico, las compañías tuvieron que adaptarse a la cuarentena.

Para el sector automotriz en Latinoamérica esta adaptación se realizó en buen tiempo. Utilizaron presentaciones virtuales y ventas en línea para poder recuperarse económicamente.

A continuación tenemos varios ejemplos de cómo las compañías vehiculares no torcieron el brazo ante el coronavirus.

 

El caso mexicano

Desde mayo, Chevrolet de México cuenta con un showroom digital, denominado Chevrolet Live. Este impulsó el Chevrolet Onix, utilizando un recorrido pregrabado y sesiones individuales con asesores en línea.

Incluyó además pruebas de manejo a domicilio, con previa cita desde la plataforma.

“Es un nuevo modelo de negocio que permite la interacción entre los clientes y la marca de forma virtual”, apuntó Chevrolet en un comunicado.

KIA fue una de las empresas que apeló a los showrooms durante la pandemia. Hace un mes en México abrió uno, ofreciendo atención personalizada y exhibición para compra de vehículos.

 

KIA México

 

Se hizo, evidentemente, respetando los protocolos de higiene anti coronavirus, tanto para el staff como para los visitantes.

El piso de venta lo instaló en Polanco, Ciudad de México. Se preveía un segundo para Fresnillo, Zacatecas. “Contará con las mismas características: el objetivo es estar más cerca de la gente”, afirmó la compañía, en un comunicado.

Incluso, una empresa productora de automóviles eléctricos, eZERO, anunció que abriría su showroom en México. Contará con modelos Metro, Capacity y Elektron, todos eléctricos.

Aunque no especificó datos, apuntó que con la extensión de la cuarentena aumentó “la demanda de empresas de servicios de logística de última milla en México”.

 

La potenciación de los showrooms en Argentina

Argentina también se unió a la necesaria tendencia virtual por el coronavirus. Compañías como Audi, BMW y Citröen desarrollaron sus tiendas virtuales.

Fiat incluyó un recorrido virtual en 360° en su planta en Córdoba, visualizando el proceso de ensamblaje del Cronos.

Se puede observar desde el inicio hasta la pista de prueba dinámica del vehículo producido en Córdoba.

El de Audi presenta una diferencia: cuenta con transmisiones en streaming para poder ver el proceso, desde el diseño hasta la producción final.

Se hace previa reserva de fecha y hora, con recorridos dos veces al día, en alemán y en inglés incluso. El visitante virtual puede preguntar cuando lo requiera.

 

Ecuador y las ferias virtuales

En Ecuador se ofrecieron hasta cifras de ventas durante la pandemia. En una entrevista con El Universo, Ricardo Rosales, director general de KIA Ecuador, explicó cómo se movieron los números.

Para marzo se desplomaron las ventas presupuestadas: de 2 mil previstas bajaron a 594. En abril bajó mucho más, a 198. Pero ya en mayo, junio y julio ocurrió un repunte.

 

KIA Ecuador

 

Todo parece indicar que el proceso de adaptación a la pandemia ocurrió en esos meses.

“En mayo se empezó a reflejar una recuperación con 560 vehículos comercializados, en junio 1.064 y en julio 1.496. El 67% llegó por ventas a través del showroom virtual”, afirma El Universo.

 

Las ventas virtuales en Chile

Chile también tuvo sus ferias virtuales. La Tercera entrevistó a Lucas San Martín, gerente de mercadeo del PSA Groupe Chile.

Explicó el valor de los showrooms digitales en medio de la pandemia. “Es un canal de ventas que llegó para quedarse, y seguiremos desarrollando la plataforma incorporando nuevas herramientas y prestaciones”.

Otra empresa como Subaru ofrece servicio a domicilio. “Tenemos un ejecutivo dedicado especialmente a la entrega del auto a la casa”, afirma un portavoz citado por La Tercera. “Este se transporta en grúa cerrada y es llevado desde el concesionario hasta la puerta de la casa de nuestro cliente”.