Samsung, Motorola, Sony y más: cuatro celulares gigantes y estorbosos que jamás olvidaremos

Samsung, Motorola, Sony y más: cuatro celulares gigantes y estorbosos que jamás olvidaremos

Señor, está hablando en un televisor.

Recuerdo como si fuera ayer, cuando el valor agregado de muchos móviles era encogerse, pero la moda subsiguiente de los celulares gigantes ya no es tal y está completamente normalizado.

Hoy recordamos cinco celulares que marcaron el camino hacia donde estamos hoy.

Galaxy Note:

galaxy note original

El primer Note era una rareza de aquellas, con una pantalla de locura que llamaba la atención de todos alrededor tuyo. Sí, hasta se sentía extraño llevar algo así en el bolsillo (aunque la pantalla era de solo 5.3 pulagdas). Cuando lo vimos por primera vez en la IFA en 2011 quedamos anonadados. Pavimentó el camino para los mal llamados "phablets".

Samsung Galaxy Mega:

samsung galaxy mega

Con una pantalla de 6,3 pulgadas, en 2013 se le consideraba una tablet con conectividad móvil. Simplemente una genialidad asiática, aunque sin un lápiz a bordo, como el Note, no gozo de tanto éxito.

Sony Xperia Z Ultra

xperia z ultra

Recuerdo haber llevado esta bestia de 6,4 pulgadas en 2014, donde se lanzó en la región con la gracia de poder sintonizar la TV y ver el mundial. En la universidad mis compañeros me molestaban con que cuando hablaba a través de él, era como si tuviera un televisor en mi oreja. Inolvidable.

Motorola Nexus 6:

motorola nexus 6

Con una marca al alza después del éxito del Moto X y el Moto G, que Google sacara un Nexus, con Android puro y actualizaciones por años (lo que es una rareza incluso hoy). El Nexus 6 tenía como nombre clave "Shamu", sí como la orca. Con una pantalla de 6 pulgadas, era una bestia gloriosa, un celular que aún es el favorito de muchos más entendidos en este mundo.

Hoy en día esas pantallas se quedarían hasta chicas en algunos casos. Ahora, con la disminución de los bordes se hacen algo más llevaderos. Estos fueron cuatro recordados celulares que estuvieron adelantados a su tiempo. Evidentemente hubieron más, pero estos son los que más nos marcaron a nosotros.