Te presentamos la posible cura para la resaca: la cisteína

Te presentamos la posible cura para la resaca: la cisteína

Este aminoácido disminuye la resaca, de acuerdo con una investigación realizada en Finlandia. Estos son los detalles.

Su nombre es cisteína, se utiliza casi siempre como suplemento dietético y ahora es la posible cura para la resaca. De acuerdo con una investigación finlandesa, este químico elimina los síntomas de náusea y dolor de cabeza después de tomar alcohol.

La investigación de la Universidad de Helsinki, publicada en el diario especializado Alcohol y Alcoholismo, favorece el uso del medicamento para los efectos post bebida.

La cisteína es uno de los muchos aminoácidos que se encuentran en el cuerpo, y su uso se extiende al pan sin levadura.

 

Resaca

 

Los científicos finlandeses probaron el medicamento en un grupo de hombres que tomó alcohol durante varias horas en seis diferentes momentos.

Luego de tomar la píldora reportaron menos náuseas y dolor de cabeza, además de reducir el estrés y la ansiedad. Un paquete de cien píldoras solo vale 20 dólares, casi 20 centavos por cápsula.

Además de encontrarse en el cuerpo, la cisteína se encuentra en alimentos de alto contenido proteínico, como el pollo, el pavo, queso, huevos y semillas.

 

Así se realizó el experimento para reducir la resaca

Para el experimento se reclutó a 24 voluntarios de entre 21 y 60 años. Debían haber sufrido resacas con anterioridad.

Aunque hubo ocho mujeres en el programa, tuvieron que retirarse por distintos motivos. También se retiraron otros participantes porque no asistieron a todas las sesiones de bebida o no pudieron tomar lo necesario.

 

Cerveza

 

Finalmente, solo se utilizaron a 19 hombres para la investigación, que lideró el profesor Peter Eriksson.

A cada voluntario se le dio 1.5 mililitros de alcohol por cada kilogramo que pesaban. Por ejemplo, un hombre de 80 kilogramos tomó el aproximado de 1.2 litros de alcohol.

Explica el Daily Mail que un hombre de 80 kilogramos debía tomar una botella y media de vino tinto, o siete cervezas de bajo nivel alcohólico.

Luego de tomar, a cada persona se le dio una pastilla de cisteína por hora, seis en total. Todos se sintieron mucho mejor luego.

 

¿Cómo funciona? Esta es la hipótesis de los científicos

La hipótesis de los investigadores es que la cisteína ayuda a eliminar el acetaldehído en el cuerpo, previniendo la resaca. Cuando se ingiere etanol, que es el agente embriagador en los licores, se convierte en acetaldehído.

Es este químico acumulado el causante de la resaca. El cuerpo no puede recuperarse completamente hasta que el acetaldehído no ha sido digerido.