Tras comer todos sus nutrientes, un parásito termina sustituyendo la lengua de esta curiosa especie marina

Tras comer todos sus nutrientes, un parásito termina sustituyendo la lengua de esta curiosa especie marina

Los científicos se dieron cuenta de la existencia de este parásito, mientras digitalizaba una tomografía computarizada del pez.

Un grupo de científicos norteamericanos realizaron un inusual hallazgo mientras estudiaban peces lábridos. Se trata de un parásito poco común, que había ocupado el total de la lengua del pez. Es decir se comió todo el órgano muscular de la especia y se alojó de manera permanente dentro de la boca. Asimismo necesitaron de un análisis computarizado para poder notar la presencia de dichos elementos.

Australia: un veneno destinado a exterminar a los dingos, en realidad los hizo más grandes

Desde la década de los años 60 se introdujo un pesticida identificado con el nombre de 1080, para eliminar los dingos de ciertas zonas de Australia.

Explicaron los científicos, según reseñó el Daily Mail, que realizaban escaneo rutinario sobre los cráneos de los lábridos. Entonces al notar las rayos X de uno de los peces, se mostró un pequeño crustáceo en la boca del pez. Desde su ingreso se ha estado alimentando del liquido de la misma lengua. Es decir de su sangre y las sustancias mucosas. El mencionado parásito es conocido como "piojo de pescado". "Su función es paralizar la lengua del pez y chupar los nutrientes hasta que se marchita", relataron.

Eventualmente el mismo organismo termina por adherirse al cuerpo del pez y sustituye la lengua. El hallazgo se adjudica al Departamento de Biociencias de la Universidad Rice en Houston, Texas. Kory Evans, profesor de este instituto confirmó el extraño hallazgo en su cuenta de Twitter. "Encontré un isópodo que se come la lengua, en uno de nuestros escaneos de lábridos esta mañana mientras lo digitalizaba. Estos parásitos se adhieren a las lenguas de los peces y efectivamente se convierten en la nueva lengua … horrible", escribió.

Lengua parásito pez

¿Cómo actúa este parásito?

Por lo general estos parásitos se alojan en la boca de su huésped y no se alimentan más que de su lengua. Entonces una vez allí libera anticoagulantes para evitar que la sangre del pez se coagule. Y se adhiere al órgano para extraer los fluidos que allí están.

A pesar que pareciera ser un episodio en el que el animal marino sufre, no es así. Más allá de perder la lengua, el lábrido no sufre otras consecuencias tras registrarse este acontecimiento. De hecho la nueva lengua, que es el parásito, se convierte en un órgano funcional para el pescado.