Así es la nave que podría llevar a la primera mujer a la Luna, hecha por la compañía de Jeff Bezos

Así es la nave que podría llevar a la primera mujer a la Luna, hecha por la compañía de Jeff Bezos

Blue Origin, compañía de Jeff Bezos, realizó una maqueta de 12 metros con la nave que podría llevar a la primera mujer a la Luna, en 2024.

Blue Origin, compañía del multimillonario Jeff Bezos, presentó la nave que podría llevar en 2024 a la primera mujer y al próximo hombre a la Luna. Como parte del proyecto Artemisa, esta maqueta será evaluada por la NASA.

Es un prototipo de vehículo lander de 12 metros de altura, que no es funcional, pero incluye todos los elementos de ascenso y descenso.

Tanto Blue Origin, como SpaceX y Dynetics fueron las compañías seleccionadas para desarrollar los sistemas de aterrizaje para la misión Artemisa.

 

El lander creado por Blue Origin, compañía de Jeff Bezos

 

Ganaron un contrato de 10 meses por 967 millones de dólares para hacer realidad el proyecto.

El vehículo de Jeff Bezos se llama National Team, y fue instalado en el Centro Espacial Johnson, en Texas. Allí será sometido a pruebas, según explica la NASA.

De acuerdo con una nota del Daily Mail, Blue Origin trabaja con Lockheed Martin, Northrop Grumman y Draper para diseñar el vehículo.

 

Así se desarrolló la nave de la compañía de Jeff Bezos

Según Brent Sherwood, vicepresidente de Programas de Desarrollo Avanzado de Blue Origin, esto representa un paso histórico. “Probar esta maqueta de ingeniería para la interacción de la tripulación es un paso hacia la realidad de esta misión histórica”, dijo.

“El aprendizaje que obtenemos de las maquetas a gran escala no puede hacerse de otra manera”, agregó. “Beneficiarse de la experiencia y los comentarios de la NASA nos permite desarrollar un sistema seguro que satisfaga sus necesidades”.

 

Sus características principales

Entre las características de la nave, destaca su sistema basado en el Lander de carga Blue Moon, de Blue Origin. Además, tiene un motor BE-7 LOX/hidrógeno. Ambos han estado en desarrollo durante más de tres años, de acuerdo con la NASA.

En 2019 ya había sido presentada la nave de carga. En ese entonces se dijo que tenía todo el espacio para llevar “múltiples toneladas métricas” de material útil.

Cuenta con los mismos sistemas de propulsión, guía de precisión, aterrizaje vertical y tren de aterrizaje del cohete de Blue Origin.