logo
Sol: Paul Andrew / Sol: Paul Andrew /
Ciencia 11/08/2020

Una mancha solar podría interferir las comunicaciones por radio, GPS y las redes eléctricas de la Tierra

Según los registros esta mancha solar tiene el tamaño de marte y los científicos afirman que está girando su mirada hacia nuestro planeta.

Un astrónomo aficionado, identificado como Martin Wise, ubicó un hallazgo impresionante sobre la superficie del Sol. Se trata de una mancha solar del tamaño de Marte. Sin embargo no es su tamaño lo que impresiona a los científicos, sino que este territorio del Sol se mueve y podría mirar directamente hacia la Tierra. Las consecuencias se podrían notar en las comunicaciones por radio, GPS y las redes eléctricas.

¿Qué es una mancha solar? Estos eventos son más comunes de lo que pensamos. Se trata de territorios dentro del
Sol en donde las temperaturas descienden por debajo de lo normal. Asimismo, una vez que se da, aumenta considerablemente su actividad magnética. Las manchas solares más comunes pueden llegar a alcanzar los 12.000 kilómetros de extensión (el tamaño de la Tierra). Mientras que hay un selecto grupo que podrían llegar hasta los 120 mil kilómetros de diámetro.

El área donde fue ubicada esta mancha solar fue denominada como AR2770. La misma, según lo publica Daily Mail, es miembro del ciclo solar 25. Este es un nuevo período de actividad electromagnética de 11 años. Las llamaradas solares bajan mucho su intensidad en estos espacios y es allí donde crece la actividad magnética de la estrella. Que podría influir directamente en las comunicaciones de nuestro planeta. Sin embargo los científicos afirman que a AR2770 todavía le quedan algunas “llamaradas solares asesinas” por soltar.

Mancha Solar
Mancha Solar

 

La mancha solar bajo el lente de Wise

Martin Wise, el astrónomo aficionado que ubicó esta zona del Sol sostuvo que no fue tan complicado observarla con sus herramientas. “Esta mancha solar fue un objetivo fácil para mi telescopio solar”, dijo. Además de añadir que utilizó un alcance de 8 pulgadas con filtros solares. Los científicos que tomaron la investigación de AR2770  manifiestan que ha emitido llamaradas de clase B, la más baja de estos destellos solares. Entonces esto se vio reflejado en el envío de ondas menores ionización hacia la atmósfera de nuestro planeta.