No hay vuelta atrás: en Groenlandia el hielo se seguirá encogiendo así se detenga el calentamiento global

No hay vuelta atrás: en Groenlandia el hielo se seguirá encogiendo así se detenga el calentamiento global

No se trata de un acontecimiento natural, pasó que el hielo de los glaciares se redujo tanto, que ya no hay manera de detener el daño del calentamiento.

El daño que ha causado el calentamiento global sobre los glaciares de Groenlandia no tiene vuelta atrás. Según un estudio que realizó una casa de estudio estadounidense, si el efecto invernadero se detiene hoy, no habría recuperación. Es decir la velocidad en la que se recupera el hielo no es la misma para derretirse.

Recientes investigaciones demuestran que el rinoceronte lanudo se extinguió debido al cambio climático

Muchos animales, como este rinoceronte, se extinguieron al final de la edad de hielo. Muchos científicos marcaban una razón distinta a la del reciente estudio.

Las láminas de hielo en Groenlandia se siguen encogiendo. Esto es una consecuencia directa del calentamiento global. Por su parte este acontecimiento genera un efecto dominó en el resto del planeta. Y es que las temperaturas promedio siguen aumentando, a unos niveles impresionantes, aun en las zonas conocidas por ser heladas. Uno de los ejemplos se vivieron este año en algunas zonas de Siberia, que registraron climas cálidos típicos de cualquier verano del caribe.

Una vez que el invierno se hace presente, comienzan las nevadas. Esto regenera las láminas de hielo de los glaciares y todo debería volver a la normalidad. Pues sucede que gracias al calentamiento global esto no sucede. El hielo continua derritiéndose a una velocidad mayor a la que se repone. El estudio sugiere que, incluso si se detuviera el calentamiento, no habría recuperación de los glaciares que hoy son agua.

Glaciares Groenlandia Inside

El calentamiento en los glaciares

El estudio es de la autoría de la Universidad Estatal de Ohio, específicamente de la investigadora Michaela King, reseñó el portal Slash Gear. Los análisis se realizaron en más de 200 glaciares, con datos de los últimos 40 años. Durante las décadas de los 80 y 90 se mantuvo el equilibrio de los glaciares. Es decir que lo que se derretía regresaba a ser hielo en el invierno. Sin embargo, en los últimos años este fenómeno se dejó de producir.

"Estamos midiendo el pulso de la capa de hielo, la cantidad de hielo que drenan los glaciares en los bordes de la capa de hielo, que aumenta en el verano. Y lo que vemos es que se mantuvo relativamente estable hasta que se produjo un gran aumento en la descarga de hielo al océano durante un período corto de cinco a seis años", dijo King, en el portal web de la Universidad.

Michaela King aseguró que en uno de los glaciares más grandes de Groenlandia se perdieron alrededor de tres kilómetros. "Eso es mucho territorio", dijo.