¿El espejo tiene color? Sí, y no es ni blanco ni plateado

¿El espejo tiene color? Sí, y no es ni blanco ni plateado

El espejo está conformado por varios minerales, y ellos, al recibir el reflejo de las luces, devuelven un color en especial que no es perceptible a primera vista.

¿Cuántas veces has usado el espejo en el día y no has notado si tiene algún color? Pues te contamos que sí lo tiene, pero no es ni blanco ni plateado.

Un espejo cuenta con dos capas: una metálica, por lo general hecha de plata, y otra de cristal.

Aunque la parte metálica refleja mucha luz blanca, el cristal está conformado por una mezcla de silicio y óxidos. Aquí es donde nace, por así decirlo, el color que buscamos.

 

Espejo

 

El silicio es un elemento químico metaloide, de color gris-verdoso azulado. Es el segundo elemento más abundante en la corteza terrestre, después del oxígeno.

Los óxidos son de sodio, calcio y magnesio, entre otros. Todos terminan absorbiendo varios colores, devolviendo las ondas cerca de los 510 nanómetros de frecuencia.

Es decir, el color de la luz que devuelven es verde.

 

Experimento de espejo para poder notar el color que refleja

El ojo humano no lo nota con facilidad, pero se pueden hacer experimentos colocando espejos uno frente al otro. Es más fácil verlo, por ejemplo, en baños públicos donde están unos frente a otros.

Forma el llamado "reflejo infinito". Llega un momento en el que se observa un reflejo con un color verduzco, algo tenue, pero notable.