Especie que se pensaba potencialmente extinta apareció 50 años después

Especie que se pensaba potencialmente extinta apareció 50 años después

Estaba entre las 25 especies más buscadas. Se trata del Sengi somalí una especie de roedor de campo muy parecido al ratón, quien mostró de nuevo su cara.

Durante 50 años, aproximadamente, un pequeño roedor africano logró evadir la mirada de los científicos. Pequeño y habilidoso, el Sengi somalí se dejaba ver por quienes no lo estaban buscando. Esto hizo que el Global Wildlife Conservation lo ubicara entre las 25 especies más buscadas del planeta. Entonces la especie fue declarada potencialmente extinta, sin los indicios suficientes para sentenciar la desaparición definitiva.

La esperanza de salvar al rinoceronte blanco recae sobre los últimos 10 óvulos extraídos las dos únicas hembras

De la especie solo quedan, en el norte, dos ejemplares: una rinoceronte blanco hembra y su hija. Los huevos fueron puestos de inmediato en un laboratorio.

Tuvieron que pasar cinco décadas, toda una vida, para que, no solo el ojo, sino las cámaras registraran a la pequeña especie de mamíferos. El pasado 18 de agosto es la fecha oficial para el primer registro de este animal, desde 1968. Fue ubicado en la selva de Djibouti, país ubicado en el cuerno de África. Reseña el portal Slash Gear que los lugareños aseguran haberlo visto con frecuencia por la zona. Quienes además fueron entrevistados por los científicos para también dejar registro.

El Sengi es una especie adorable

Los científicos describen al Sengi somalí como una especie adorable. Un "híbrido" de otros animales presentes en la misma zona. Tiene una nariz alarga que podría hacer referencia a la trompa de los elefantes. Además de una cola larga como la de un ratón, al igual que su tamaño. Además de contar con unas patas que le permiten saltar y desplazarse con habilidad. Asimismo se alimentan de insectos.

Ecologista

"Se necesita alguien que esté motivado por la pasión por los sengis para salir a buscar esta especie perdida. No son animales muy conocidos, pero cuando los ves es imposible no adorarlos", fueron las palabras que se leyeron en el estudio. Esta investigación pertenece a la autoría del profesor Steven Heritage, del Centro Lemur de la Universidad de Duke.

Hace aproximadamente un año se supo de su existencia, por relato de los lugareños. Todavía así tardaron más de 12 meses en poder registrarlo. Se dispusieron de más de 1.200 trampas con alimentos para poder tener algunos ejemplares para su investigación.