Coronavirus: así serán las pruebas con la vacuna experimental del Covid-19 en Chile

Coronavirus: así serán las pruebas con la vacuna experimental del Covid-19 en Chile

Chile formará parte de los ensayos clínicos con la vacuna experimental del laboratorio Sinovac Biotech de China contra el Coronavirus Covid-19.

El Coronavirus Covid-19 mantiene el paso de su pandemia global afectando a todos mientras la comunidad médica y científica lucha por encontrar una vacuna.

Como bien sabemos existen bastante proyectos activos en donde se desarrollan distintos tratamientos. Cada uno de estos lleva su propio ritmo y dentro de todos tal vez el de Rusia es el más controvertido por la opacidad de su proceso.

Coronavirus: Rusia inicia campaña de vacunación masiva en octubre 2020

Medios internacionales afirman que el ministro de salud ha anunciado la aplicación de la vacuna contra el Coronavirus en un par de meses.

Pero China también está en la carrera y va bien con los ensayos clínicos de su vacuna experimental, creada por el laboratorio Sinovac Biotech.

Lo que no todos sabían es que esta compañía ha formado una alianza en Chile con dos entidades muy importantes: la Pontificia Universidad Católica y el Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica (BNI).

Gracias a ello este país formará parte de la siguiente etapa de sus ensayos clínicos, la Fase 3.

Cómo participa Chile

Las autoridades regulatorias nacionales aún se encuentran ultimando detalles y revisando protocolos de seguridad. Pero una vez superada esa etapa se daría inicio a todo el ensayo.

Para esta nueva etapa se buscaría la participación de entre 3 mil y 5 mil voluntarios separados en tres grupos distintos.

Todos los participantes tendrán entre 18 y 60 años de edad. Para probar la efectividad de la vacuna contra el Coronavirus Covid-19 se crearán grupo a los que se le inyectará un placebo y otro al que se les dará la vacuna.

Coronavirus en Chile: contagios llegan a 4.161 personas aumentando 424 en las últimas horas

Este mes de agosto se lanzará la convocatoria y se contempla que personas que nunca han tenido la enfermedad participen.

Obviamente habrá que firmar documentos de consentimiento y aceptación de las derivaciones de esta clase de ensayos. Y no, no hay compensación médica contemplada.

La idea es que una vez aprobado y publicado todo los ensayos arranquen en el mes de septiembre de 2020.

Si todo sale bien la vacuna estaría lista en junio de 2021.