El cannabidiol aumenta el flujo sanguíneo en las regiones del cerebro encargadas de dos importantes funciones

El cannabidiol aumenta el flujo sanguíneo en las regiones del cerebro encargadas de dos importantes funciones

Esta sustancia, uno de los principales componentes presentes en el cannabis, ha sido utilizada con fines medicinales, siendo el cerebro uno de los beneficiados.

La University College London, en Inglaterra, publicó recientemente un estudio sobre los efectos del cannabidiol (CBD) sobre algunas regiones del cerebro. Esta sustancia es uno de los principales componentes presentes en el cannabis. Debido a su uso como droga recreativa y medicinal es objeto de múltiples estudios alrededor del planeta. Este, el más reciente publicado, habla sobre el flujo sanguíneo en la parte más alta del cuerpo humano.

La Asociación Americana del Corazón advierte que la marihuana podría ser un riesgo sustancial para la salud

La advertencia en la que más hace énfasis el organismo es en el método de consumo de la marihuana, más allá de los componentes que la integran.

Explican los científicos detrás de esta investigación que el CBD aumenta el flujo sanguíneo en el cerebro. Específicamente en dos regiones importantes en la mente: la responsable de la memoria y las emociones. Entonces gracias a este descubrimiento se podría comenzar a explicar como la sustancia incide en dos afecciones psiquiátricas. Una de ellas es la reducción de la ansiedad y otra es la reducción de la demencia, reseñó Slash Gear.

El CBD además de la posibilidad de tener esta incidencia en las regiones del cerebro, ha sido relacionada con el alivio del dolor. Además aseguran que tiene beneficios que ayudan a un mejor dormir. También mejora otros problemas psiquiátricos como el trastorno de estrés postraumático y algunos síntomas psicóticos en pacientes.

Cerebro

El CBD sobre el cerebro

Otros estudios que también se han reseñado en FayerWayer, afirman que el CBD incide en la reducción de los síntomas en personas que sufren demencia como el Alzheimer. Como se ha dicho son estudios que tienen bases teóricas, pero las experimentales no han sido confirmadas.

Para el estudio, los científicos británicos utilizaron pocas personas: 15 en total. Todos adultos jóvenes. Además se tomaron a personas que tuviesen cero o poco contacto con productos que derivados del cannabis. Entonces se les suministró una dosis de unos 600 mg, vía oral. Mientras que a otros se les otorgó un placebo.

Después de eso se le realizaron resonancias magnéticas para verificar la actividad cerebral. Entonces notaron que quienes recibieron el medicamento de CBD registraron aumentos significativos de flujo sanguíneo sobre el hipocampo del cerebro. Además no experimentaron reducción en otras partes de la misma zona del cerebro.