Universo: científicos intentan descifrar misteriosa actividad de rayos gamma, en una nube de gas a 15 mil años luz de distancia

Universo: científicos intentan descifrar misteriosa actividad de rayos gamma, en una nube de gas a 15 mil años luz de distancia

No entienden cual es el elemento que le proporciona energía de los rayos gamma dentro del componente gaseoso intergalactico.

Los secretos que se conocen cada día en lo más profundo del universo no dejan de sorprendernos. Recientemente, un grupo de científicos alemanes, notaron la presencia de rayos gamma dentro de una nube de gas. Esta se ubica a una distancia de la Tierra, de 15 mil años luz. Estos rayos tienen una especie de latidos del corazón impulsados por un agujero negro cercano. Sin embargo los científicos todavía no encontraron la manera en la que este fenómeno obtiene su energía.

Astronomía: un científico calculó cuando ocurrirá la última explosión de una estrella

A este fenómeno se le conoce como las supernovas, en la que las estrellas, por lo general masivas, explotan liberando una gran cantidad de energía.

"La nube está en la constelación de Aquila y late al ritmo de un sistema 'microcuásar' con un agujero negro central", dijeron los científicos, según reseñó Daily Mail. Que suceda este evento sugiere a los expertos que hay una conexión entre el estallido de rayos gamma y el agujero. La investigación está a cargo del Deutsches Elektronen-Synchrotron, el mayor centro de investigación alemán de física de partículas.

Lo que todavía no tienen claro es como el agujero negro impulsa esta clase de latidos. Pues la distancia entre ambos es un aproximado de 100 años luz. Una de las teorías que se leen en la reseña del portal británico es que los protones rápidos se producen cerca del agujero. Entonces estos se inyectan en la nube y allí chocan con el gas, generando los rayos gamma.

Rayos Gama

El sistema y los rayos gamma

Durante más de 10 años, los científicos han observado este sistema que tiene una estrella con nuestro astro rey. La masa de la misma es 30 veces más grande nuestro Sol. Y además el agujero negro del que hablamos es más pequeño, como unas 10 a 20 masas solares, tomando como referencia nuestra estrella.

"El material se acumula en un disco de acreción antes de caer en el agujero negro. Como agua en el remolino sobre el desagüe de una bañera. Como consecuencia, los dos chorros entran en espiral hacia el espacio circundante. En lugar de simplemente formar una línea recta", dijo Jian Li, autor de la investigación.

"Encontrar una conexión inequívoca mediante el tiempo, a 100 años luz de distancia del microcuásar, ni siquiera en la dirección de los chorros, es tan inesperado como sorprendente".