Contratistas de Twitter espiaron las cuentas de Beyoncé y otras celebridades

Contratistas de Twitter espiaron las cuentas de Beyoncé y otras celebridades

De acuerdo con Bloomberg, estos contratistas de Twitter estaban encargados de monitorear el sistema de seguridad de la red.

Contratistas de Twitter espiaron las cuentas de Beyoncé y otras celebridades, de acuerdo con Bloomberg. Esto ocurre en julio, mes en el que se hackearon las cuentas de varias figuras.

Estos contratistas pudieron ver números de teléfonos, direcciones de correo electrónico y localidades de varios usuarios famosos.

Las flojas políticas de seguridad permitieron a los contratistas acceder a la información de las celebridades sin su permiso.

 

Twitter, un parque de juegos

Según Bloomberg, la poca protección llevó a algunos contratistas a desafiarse a espiar las cuentas de celebridades. Para hacerlo, presentaron boletos falsos de asistencia técnica. Y les funcionó.

La información fue filtrada al portal por algunos ex empleados de Twitter.

 

twitter

 

Sin embargo Cognizant, la empresa que empleó a algunos de los contratistas, no emitió declaraciones sobre el hecho.

Business Insider recibió un correo electrónico de Twitter. La compañía afirmó que “no tolera el mal uso de las herramientas internas, y que hacerlo podría resultar en la terminación del contrato”.

No obstante, no se refirió al caso en específico de Beyoncé y las otras estrellas.

 

Los hackeos de julio a Obama, Biden y otras figuras

Este mes se registraron hackeos masivos a celebridades en Twitter para mantener una estafa en Bitcoin. Los delincuentes virtuales lograron ganar, al menos, 120 mil dólares, según reportes.

Entre las figuras hackeadas se encontraban el ex presidente Barack Obama, el candidato Joe Biden, el empresario Elon Musk y el rapero Kanye West. Fueron 130 cuentas de individuos y empresas de alto perfil las que resultaron vulneradas.

 

Barack Obama

 

Según la empresa del pajarito azul, el incidente fue el resultado de “un ataque coordinado de ingeniería social”. Esto les dio acceso a los piratas informáticos a herramientas internas de Twitter.

Con ellas, los hackers pudieron ver información personal de los usuarios, como números de teléfono, correos electrónicos y mensajes privados.

El ataque a la seguridad de Twitter se resolvió en cuestión de horas, pero las críticas se mantienen hasta la actualidad. Ahora este caso develado por Bloomberg solo hace renovar las acusaciones contra el sistema de protección de la red social.