Así nacen las leyendas: review de Ghost Of Tsushima [FW Labs]

Así nacen las leyendas: review de Ghost Of Tsushima [FW Labs]

Un exclusivo espectacular de PS4, pero con espacio para algunas mejoras.

Pronto saldrá a la venta Ghost Of Tsushima, el nuevo juego exclusivo de PS4, desarrollado por Sucker Punch, los mismos tras la saga Infamous. Hemos estado jugándolo por unas semanas y estas son nuestras impresiones.

ghost of tsushima

Ghost Of Tsushima es un juego de mundo abierto, donde eres Jin, uno de los pocos samuráis sobrevivientes al ataque del imperio Mongol a la isla de Tsushima (no es spoiler, es historia universal). En él, debes enfrentar una historia de venganza, honor, amor por tu hogar y espiritualidad, todo presentado de forma muy atractiva y con una estética y dirección de arte con un estilo bastante único. No muy fiel a la realidad de lo sucedido, pero con una narrativa donde se te presenta la creación de una leyenda.

ghost of tsushima

Siento que podrían haber aprovechado -aún más- la historia de lo que fue esta batalla, como a la vez siento que, a pesar de ser una trama algo trillada y lógica, logra enganchar lo suficiente.

En el juego, tus objetivos son tan variados como liberar granjas y asedios (que sorprendentemente no se vuelve tan repetitivo por el buen diseño de niveles), escalar templos para conseguir recompensas (hola, Assassin's Creed), escuchar historias fantásticas sobre la mitología de la isla e investigar y más, mucho más. Hay bastante variedad y sorprendentemente el equilibrio es buenísimo.

ghost of tsushima

Sucede que el juego se puede jugar a color, con paisajes ultra saturados y una cantidad de partículas en el paisaje que no sabes cómo no se caen los cuadros por segundo (jugué en una PS4 Pro, no sé cómo será en la versión estándar). Es un motor gráfico muy bien optimizado. A la vez, puedes jugar en el "Modo Kurosawa", o sea, en blanco y negro y con grano. Los duelos, diálogos y más también se presentan con los clásicos planos de estas películas de culto. La inspiración es más que evidente, y pasa a ser una suerte de homenaje.

Hasta ahí la premisa de lo que es este juego queda bien explicada, pero hay más: muchos han preguntado si tiene algo que ver con Sekiro, y no, más allá de la estética, ese es un juego tipo "Dark Souls", mientras que este se asemeja más a entregas tipo Horizon: Zero Dawn.

El sistema de combate es muy entretenido y variado. Debes aprender cómo enfrentarte a los 4 tipos distintos de enemigos que existen, como también ver si son de los más avanzados o los más débiles. Esto se nota, por lo general, por la cantidad de armadura que llevan. Con eso en mente, al enfrentarte a un escenario siempre es mejor investigar la escena donde va a ser la batalla y evaluar tus opciones. Es completamente posible liberar un campamento solo con sigilo, como también (aunque menos probable) combatiendo de frente. Si esta última es tu estrategia favorita, puedes invocar un "duelo" donde mantienes apretado triángulo y si lo sueltas en el momento exacto, puedes dar un golpe letal a tu oponente e incluso desencadenar un combo espectacular que se lleve a varios. Es difícil, como también el combate en general, que en dificultades más altas puede ser súper agobiante, pero justo. Considera cuándo bloquear, cuándo hacer parry, cuándo girar y cuándo atacar de frente. Todo depende de si tu confianza, las herramientas disponibles y si tus habilidades, tanto en los diversos árboles desbloqueables como la tuya en el mundo real, son suficientes.

Si hay algo de la jugabilidad que podría no gustarme, es que la cámara a veces es tu peor enemigo. Con los parches que han salido y en las opciones haciendo más rápido el movimiento se aliviana un poco, pero hay algo en el diseño que me molestó varias veces durante las cerca de 40 horas que invertí dentro de este mundo (y me quedan muchas misiones secundarias que con felicidad terminaré). Por otro lado, que un juego de mundo abierto no pretenda ser 100% realista y se mueva con agilidad (algo que le critico a Red Dead Redemption 2, por ejemplo), lo agradezco completamente.

El apartado gráfico es espectacular la mayoría del tiempo, pero a veces sentí que algunos paisajes estaban menos trabajados, o apurados. Se nota que hay una visión estética súper clara de lo que quería lograr Sucker Punch y en un 90% está bien logrado. Siento que también algunas animaciones, como la de subir escaleras están algo toscas. Quizás deberían haberles dado un poquito más de tiempo, o quién sabe, en una versión de PS5 podrían limar estas asperezas.

En lo que a mí respecta, siento que Playstation y Sony se ganaron un golazo con esta exclusiva, porque es un tremendo juego que para muchos será candidato al mejor del año, aunque la competencia está muy fuerte con The Last Of Us: Part II y CyberPunk 2077, si llega a salir en 2020. No siento que sea un juego que debas jugar urgentemente, pero sin duda no te va a decepcionar, porque al final del día, si gastas los 60 dólares que cuesta un Triple A, quieres que sea una buena inversión. Ghost Of Tsushima lo es.