La Policía de Detroit admite que su tecnología de reconocimiento facial falla el 96% de las veces

La Policía de Detroit admite que su tecnología de reconocimiento facial falla el 96% de las veces

Surgieron nuevos casos de arrestos equivocados de afroamericanos por parte de la Policía, debido a la tecnología de reconocimiento facial.

La raíz de las protestas sociales en Estados Unidos, luego del asesinato de un ciudadano afroamericano a manos de la Policía, continúa. La discriminación se manifiesta constantemente en el orden judicial.

La Policía de Detroit admitió que la tecnología de reconocimiento facial falla el 96% de las veces. El más reciente caso es el de Robert Williams, afroamericano de 42 años, detenido por un crimen que no cometió.

 

Tecnología de reconocimiento facial

 

Una persona robó relojes de lujo en una tienda, y el acusado por el uso de la tecnología facial fue Williams. A pesar de que lo negó igual fue arrestado.

Posteriormente resultó liberado, al no ser él el autor del robo, cuenta el portal Ars Technica.

El reconocimiento facial se realizó con un software de la compañía DataWorks Plus.

“Si solo utilizáramos el software de identificación no resolveríamos el caso el 95, 97% de las veces”, reconoció el jefe de policía James Craig.

 

Los costosos errores de la tecnología de reconocimiento facial

En una carta publicada en The Washington Post, Williams apuntó el carácter racista de la acusación.

“No me sorprendería que otros como yo se convirtieran en sospechosos”, afirmó. “Pero que no supieran que una tecnología defectuosa los hizo culpables ante los ojos de la Ley”.

 

Protestas en Estados Unidos

 

Las imprecisiones de la tecnología de reconocimiento facial son constantes. Se ha solicitado que se elimine su uso hasta una mejora total.

Estados Unidos estuvo sumido en protestas de orden social tras el asesinato de George Floyd, un ciudadano afroamericano, a manos de la Policía de Minneapolis.

Floyd fue detenido, mientras que una autoridad policial le colocó la rodilla en su cuello, asfixiándolo.