Naturaleza Vs. Tecnología: físicos chilenos descubrieron ondas que dañan las transmisiones de fibras ópticas

Naturaleza Vs. Tecnología: físicos chilenos descubrieron ondas que dañan las transmisiones de fibras ópticas

Este tipo de ondas era común encontrarlas en los océanos, pero recientemente se detectó su presencia en distintos ambientes.

Normalmente se conocen casos en los que los avances tecnológicos influyen negativamente en el comportamiento de la naturaleza. Sin embargo no es muy común ver casos contrario, y es precisamente lo que ha descubierto un grupo de científicos. Físicos de la Universidad de Chile y del Instituto Milenio MIRO, detectaron un tipo de ondas, que genera la naturaleza, que puede causar daños y distorsión en la fibra óptica.

Son conocidas con el nombre de Ondas de Rouge. El Departamento de Física de la Universidad De Chile, en su portal web, las detalla como "fenómenos naturales inesperados". Estas ondas tienen una enorme capacidad para generar daño material, pero son comunes encontrarlas en los océanos. Debido a esto, no se conocía mucho de su incidencia en tierra firme. Una de las características por las que se le conocen a las Ondas de Rogue es, por ejemplo, las formación de olas gigantes en el mar, de forma repentina.

"Estos eventos de baja probabilidad pero gran amplitud son peligrosos en la naturaleza. También en distintas tecnologías diseñadas por los humanos", dice el líder de la investigación, Rodrigo Vicencio. El portal académico expresa en un ejemplo la manera como generan estas ondas. "Imaginen a un grupo de personas flotando en el mar, todos con distancias similares entre ellas. Pero cuando una persona se acerca a otra, de manera sutil, el sistema deja de ser homogéneo y pueden producirse estos movimientos".

Cable de fibra optica

Investigaciones teóricas y prácticas sobre las ondas de rouge

Entonces para poder realizar la investigación de manera teórica modificaron las distancias entre unas fibras ópticas. Luego hicieron pasar luz por ellas y así detectaron el colapso justo en las que fueron cambiadas. Para ello utilizaron cristales fotónicos fabricados en Alemania, analizados y medidos en el laboratorio de Redes Fotónicas del Departamento de Física FCFM de la U. de Chile, entre el año 2019-2020.

Este fenómeno es de gran interés para el mundo de la física. Entonces intentan no solo entender, sino también poder controlar la generación de estas ondas naturales. "Actualmente estamos investigando teóricamente la aparición de este tipo de ondas en otros sistemas ópticos que presentan mejores propiedades de transporte de energía", finalizó Vicencio.
Dicho descubrimiento logró tal alcance que próximamente será publicado en la reconocida revista Scientific Reports.