Estados Unidos: esto es lo que ha pasado con el avispón asiático gigante

Estados Unidos: esto es lo que ha pasado con el avispón asiático gigante

Hace poco tiempo se anunció que el avispón asiático gigante había llegado a Estados Unidos y Canadá pero ¿qué ha sido de este tema?

El avispón asiático japonés llegó al 2020 en medio de tanta locura que al día de hoy nadie sabe exactamente lo que pasó con estos pequeños amigos voladores. Y la verdad es que si continúan causando problemas en Estados Unidos.

Podrían afectar a la población de abejas

Antes que nada, es importante hacerles saber que de acuerdo a expertos, este avispón no llegará a México ni a países del sur, de este y que se mantendrá en el norte del continente.

Pero en cuanto a la manera en que esta se encuentra afectado a Estados Unidos es algo completamente distinto. Pues desde que este llegó a ese país, la población de las abejas se ha visto en riesgo.

Una de las características del avispón asiático gigante es que son invasoras y además se alimentan de las larvas de las abejas. Las cuales, como debes saber, son importantes para la industria de la miel y para la polinización, esencial para nuestra supervivencia.

Estados Unidos Avispón Asiático Gigante

Las abejas en general ya se encuentran como tal en problemas y el avispón solo llegó a empeorar las cosas.

Es por eso que tanto científicos como cuidadores de abejas decidieron poner manos a la obra y rastrear los movimientos de este avispón por Estados Unidos. Esto lo hicieron al estudiar las condiciones del clima, avistamientos de estos avispones y tomando en cuenta otros datos, lo que los hizo capaces de llegar a triangular la posición de estos y tomar medidas.

Dentro de las medidas que se están tomando es la captura de algún espécimen vivo para su estudio y para ponerles un rastreador que los lleve a más lugares en donde se encuentren estos avispones. Así como poner distintas trampas para atraparlas y evitar que eliminen a la población de abejas.

Por el momento, los cuidadores de abejas están modificando la seguridad de sus espacios de trabajo para evitar que los avispones entren pero ayudando a que las abejas puedan salir. Algo que resulta ser problemático al no saber aún el tamaño de estas y qué tan capaces son de entrar por espacios pequeños.

Fuente: The Guardian.